viernes, 18 de enero de 2008

LA INCREÍBLE HISTORIA DEL LIBRO TRANSMUTADOR

viernes, 18 de enero de 2008

Es una tontería esto que voy a contar, pero es que hoy, leyendo el post de Clandestino, me he acordado derepente de un libro que tenía cuando era muy pequeña. Bueno, sabía leer ya, así que tan pequeña no sería, aunque yo aprendí bastante pronto a leer.
No consigo acordarme del libro, ya me ha pasado en otras ocasiones que algo me lo recuerda... pero no consigo acordarme del libro ni darle una explicación a las cosas tan extrañas que pasaban con él.
Ese sí era un libro mágico. Pero mágico de verdad. Cambiaba.
Se que lo había leído unas cuantas veces... pero un día lo abrí, comencé a leer y me dí cuenta de que era diferente. No consigo recorar qué era lo diferente, pero recuerdo perfectamente la sensación de " pero qué pasa aquí?".
Me acuerdo de decírselo a mi madre o a mi padre... creo que a mi madre y ella me dijo que seguramente antes me habría saltado alguna página y por eso me parecía diferente, pero que era mi libro de siempre. Eso, realmente me tranquilizó y yo seguí leyendo el libro aunque con cierta desconfianza.
Al cabo del tiempo, volvió a pasar, esta vez recuerdo que todos los dibujos eran diferentes y me asusté. Ya no recuerdo si se lo dije a mi madre, pero le cogí un poco de miedo a ese libro que a veces era como siempre y otras veces cambiaba. Yo seguí leyéndolo porque debía gustarme mucho ( No comprendo cómo no soy capaz de recordar qué libro era con la pila de veces que lo debí leer).
Recuerdo que me acercaba a él con desconfianza, lo cogía, lo abría.. y si todo era más o menos normal me tumbaba a leer... pero cuando estaba cambiado, es que me daba un mal rollo y un miedo........ufff. Además, lo malo, es que alomejor empezaba normal como siempre y al pasar una página ya estaba cambiado. Era imprevisible aquel libro.
Es curioso porque esto está en mi cabeza desde siempre, hay partes que las recuerdo perfectamente y otras vagamente, pero juraría hoy en día que ese libro cambiaba. Ya se que era una niña, que los sentidos nos juegan malas pasadas, lo se. Pero me pasó taaantas veces... y además lo recuerdo con tanta claridad, recuerdo lo que me hacía sentir como si hubiese pasado ayer.
Ese libro tiene que estar en casa de mis padres aun. Tienen guardados mis cuentos y libros arriba, creo. Igual un día lo busco... y si lo encuentro me lo traeré a mi casa y lo dejaré en la biblioteca.. y no se si lo abriré en algún momento o lo dejaré ahí cerrado para siempre guardando todos sus secretos intactos.

23 comentarios:

Moisés Márquez dijo...

Me ha encantado tu artículo.

Lo que más gracia me ha hecho es eso de decírselo a tu madre y te dijese que te habrías saltado alguna página.

¿ Por qué los padres contestamos con tantas desganas a los hijos y después nos quejamos como nos contestan ellos ?

Mariano Zurdo dijo...

Comenzar una entrada diciendo "Es una tontería lo que voy a contar" y luego escribir algo tan bonito debería de estar prohibido o, como mínimo, penado. Que lo sepas, hombrepordios.
Entre lo mágico que era el libro y la magia que suele hacer la infancia en nuestra memoria...
Besitos/azos.

wen dijo...

Moises, la respuesta de mi madre no fue con ninguna desgana, más bien cariñosa y para tranquilizarme :)

Mariano, sí supongo... pero no se, yo casí lo juraría la verdad. Gracias por lo de bonito :)

David dijo...

A ver, el libro al que te refieres... cada vez tenia las tapas diferentes y estaba colocado en un sitio diferente de la estanteria... porque a veces tambien pasa eso... que si por poner un ejemplo: un día vas y decides leer Guerra y Paz, y tu toa convencida vas a la estanteria mentalizada de coger Guerra y Paz y por un casual coges Historia de O.. claro a la 3era página seguro que dices, ¡Coño como ha cambiadao el cuento!!!!!!!

wen dijo...

Jajajajajajajaja, muy gracioso....
No eran las tapas lo que cambiaba... era el interior...

Irreverens dijo...

Carai... me has dejado anonadada.
Qué yuyu.
La verdad es que de pequeño, uno "vive" unas cosas... No hace mucho, mi sobrino de ahora 5 años, disparaba contra unos monos que decía que subían por la pared del cuarto de baño. Y lo vivía de una forma tan real, que hasta yo los veía.
:)

Petons

Estilografic.blog dijo...

Me da la sensación de que en este post reside el germen de un gran relato.

Yo estoy viendo ya la historia convertida incluso en película, con sus efectos especiales y todo.

La visualizo, se diría.

Carlos Añejo dijo...

¿Estás segura que tú de niña no merendabas pan con vino?

wen dijo...

Irre, jejejeje, monos voladores de baño... eso si que molaaa!

Estilografic, si.. rollo Las crónicas de Narnia, no? Como me gustaba a mi Lucy Pebency... eso que la peli no me encantó y el libro no lo leí...

Náufrago, jajajajaja, no, ya te dije que bikinis. Yo el vino no le he probao hasta hace unos años no te creas...

Jordi dijo...

Pues a mi me paso lo mismo , bueno no lo mismo pero tuve experiencias psicodelicas intensas leyendo la Filocalia, y tambien pase un tiempo teniendole miedo a ese libro, al final lo regale.
Eso me paso no de niño sino entre los 47 y 48 años,
Besillos
Jordi

Alfman dijo...

oye no te enfades, pero el libro no sería de la colección "elige tu propia aventura"... XDD

fuera de coñas ya, me encantan estas pequeñas historias que nos cuentas....

besucos...

wen dijo...

Jordi, joe, ese libro no lo había oído en mi vida, pero casi que no voy a buscarlo jejejejje

Alfman, No jajajajaja, era más un cuento que no un libro y no era de elegir nada XD. Besucos pa ti tb.

Irreverens dijo...

Tan molao, los monos, eh, tan molao.
:P

La interrogación dijo...

Qué gran experiencia. A mi no me ha sucedido algo parecido pero si me hubiera pasado, ese sin duda sería mi libro favorito. Como le sucede a Sebastian el de La Historia Interminable...

Me parece tan sublime que esta noche le contaré a mi hija la historia del libro transmutable, jaaja

besos

Juana dijo...

Escribe, lo haces estupendamente, eres muy creativa, probablemente te duplico la edad, he leído muchísimo y sé, como dice Jorge Bussio, que: "escribir, al igual que hablar pueden aliviar dolores emocionales".

Juana dijo...

Y más, un poema de Paulo Cohelo en su libro "Maktub":

"Escribe. Ya sea una carta o un diario, o unas notas mientras hablas por teléfono, pero escribe. Escribir nos acerca a Dios y al prójimo. Si quieres entender mejor tu papel en el mundo, escribe. Procura plasmar tu alma por escrito, aunque nadie lo lea; o, lo que es peor, aunque alguien acabe leyendo lo que no querías. El simple hecho de escribir nos ayuda a organizar el pensamiento y a ver con claridad lo que nos rodea. Un papel y un bolígrafo hacen milagros, curan dolores, consolidan sueños, llevan y traen la esperaza perdida. La palabra tiene poder."

Angel dijo...

no sera de esos libros que a su vez son dos? es decir, si le das la vuelta es otro, nu se, a lo mejor te liabas por eso.. segun como lo cogías un día era uno o era otro, y no te llegaste a fijar...

Trasto dijo...

No es ninguna tontería lo que cuentas.
Yo he vuelto a la mía leyéndote, a esos temores infantiles (tan temidos y tan deseados) provocados por una imaginación grandiosa e irracional en desarrollo.
Siempre he pensado si yo sería la misma persona si hubiese leído otros libros en mi infancia...
Y creo que sí.

Besos

PD: Jajaja... merendar pan con vino.
Yo, de chica, merendaba pan con aceite y azucar. Y panteras rosas. Y pan y nocilla.
El vino me lo daban a mediodía, para abrir el apetito.
¡Quina San Clemente, ya te digo!

wen dijo...

Irre, jajajajaja, me parto contigo. Sí que me han molao los monos, si jajajaja.

Inte, jope.... ahí me has tocado el corazoncito? De verdad les has contado a tu hija mis desvaríos infantiles a modo de cuento? Ains.. no te se explicar la ilusión que me ha hecho... gracias! Muuaaaassss

Juana, muchas gracias por las recomendaciones de los libros y por decir que escribo bien :) aunque lo mio es casi escritura automática XDD me ayuda mucho, por eso escribo y por eso seguiré hiéndolo mientras siga ayudándome y siga gustándome.

Ángel, joer,que no. A ver si te piensas que por ser una niña era tonta... Tenía ese libro más que sobao y era un cuento nada mas. Os cuesta aceptar lo imposible, eh?? XD

Trasto, Yo leía un montón de pequeña..me encantaba. Nunca me había preguntado eso...voy a pensarlo detenidamente :)
Ah, y es que tu amigo el Náufrago me llama borrachina porque se cree el ladrón... que el resto son de su condición XDD

Pluskys dijo...

Está claro que el libro nunca cambiaba, la que cambiaba eras tú. Cambiaba tu estado de ánimo, tu percepción de las cosas, sencillamente te ibas haciendo mayor. Creo ;)

Besos.

Rodros dijo...

Al hilo de pluskys: A lo mejor es que eras tan pequeña que no sabías lo que significaban muchas palabras y cada vez que leías habías aprendido lo que significaban algunas de las cosas y cambiaba el cuento. Aunque pa mí que la clave la tiene Alfman con lo de "Elige tu propia aventura" Chapó XD

wen dijo...

Que no joe.
Pluskys y rodros, os equivocais. El libro cambiaba, esa es la realidad.
Si no quereís aceptarlo porque os daenvidia cochina pos allá vosotros XDDD

Irreverens dijo...

Hay que ver qué tecnológico-racionales somos la mayoría, eh, Wen.

A mí me mola pensar que existen monos que pueden subir por las paredes del cuerto de baño sin resbalarse y sin romperse la crisma.
Y que haya libros que cambien solos...

Muá.

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket