viernes, 15 de febrero de 2008

CAMBIOS

viernes, 15 de febrero de 2008


Todos cambiamos. Lo hacemos. Quien diga que no ha cambiado o que no cambiará miente como un bellaco ( que gran palabra bellaco, eh? ) En mayor o menor grado, en unas u otras cosas, pero cambiamos.
Yo he cambiado en muchas cosas con respecto a cuando era más joven. Algunos han sido cambios naturales, otros han sido cambios inesperados y raros.
Cuando era más joven no soportaba la verdura ni el pescado, me gustaba más la carne. Ahora adoro la verdura ( no todas) y el pescado... y estoy empezando a tener serios problemas con la carne. Fuí vegetariana 4 años y la verdad es que después de aquello la carne no me ha vuelto a entrar muy bien. Si no la especio cantidad me sabe a muerto y me sienta mal.
Cuando iba al instituto tomaba cantidades ingentes de café, justo como ahora, pero antes lo tomaba corto de café y con mucho azucar. Ahora lo tomo oscuro y con poquito azucar. Me encanta el primer café de la mañana, ese sabor un poquito amargo y calentito...jo, es un placer.
Cuando era más joven era muy radical con el tema de los animales. Todo el mundo me decía que con el tiempo me iría suavizando y yo supuse que tenían razón como siempre. Sin embargo han pasado los años y me he vuelto aun más radical con este tema. He asumido que con esto nunca voy a suavizarme sino todo lo contrario.
Cuando era más jovencita era de esas chicas que no quisieron salir con ninguno de sus colegas que la pidieron salir porque esperaba a mi príncipe azul. Un día determinado con 18 años me harté de esperar ( ya ves tu que mierda de paciencia la mia XDD ), me lié la manta a la cabeza, me olvidé de la parida del príncipe azul y me lo pasé muy bien un par de años... y cuando más loca estaba y menos pensaba en el tipo azul.... apareció, sin más.
Cuando era más jovencita no quería tener hijos. Lo tenía clarísimo yo... y ahora estoy deseando tener una pequeña pitufa...ains... pero mucho.
Cuando era más jovencita me tomaba muy en serio. Esto la verdad es que me ha costado cambiarlo, pero he conseguido no darme tanta importancia y aprender a reirme de mi misma.
Cuando era más jovencita tenía más confianza en mi misma y más autoestima, esto ha cambiado a raiz de que ahora estoy como una foca ( es que estaba muy maciza XD ) y de alguna relación turbulenta del pasado que me han dejado la autoestima un poco por los suelos.
Cuando era más jovencita creía en los vampiros, en que existían de verdad del modo en que lo relata Anne Rice. Ahora la verdad sigo creyéndolo, tengo casi la certeza de hecho.
Algo en lo que tampoco he cambiado es en lo payasa que soy , sobre todo cuando estoy en confianza.
Tampoco he cambiado mucho ( algo sí ) en mis ideas con respecto a la política, etc.
No soy tan exigente con la gente como antes, soy menos egoísta, más abierta, igual de desastre , más o menos igual con el estilo de ropa, mucho mejor hermana , hija y nieta , igual de atea, igual de mimosa y de sensible, más loca... aunque ya no voy por ahí arrancando los botones a los mandos
Ahora precisamente estoy en periodo de cambios también. Una de mis metas ahora es ser mejor amiga... esto me está costando dios y ayuda la verdad. También ser mejor compañera día a día con mi chico.
Hay cambios que se producen por sí solos... otros cuestan mucho trabajo y esfuerzo, pero creo que si no cambiáramos en nada todo sería un coñazo insoportable. Hay gente que piensa que cambiar es en parte traicionarse a uno mismo. Yo opino justamente lo contrario, no cambiar y quedarse estancado en el mismo momento, es más que traicionarse... es atarse una piedra de 792 K al tobillo.

14 comentarios:

Angel dijo...

Personalmente soy de la opinión de que no cambiamos simplemente evolucionamos. En mayor o menor medida siempre somos lo mismo, pero con el paso de los años se va perfilando la forma de ser de uno... pero solo es mi opinión..

Rodros dijo...

No hay nada estático, todo está sujeto a la acción de fuerzas. Uno cambia o evoluciona o deja de ser exactamente igual que un segundo atrás porque todo el universo lo hace.

Mariano Zurdo dijo...

Yo me volvería loco si no notara que voy evolucionando, que voy a aprendiendo del día a día. Hay errores que los seguiré cometiendo hasta que me muera, me temo.
Lo cierto es que en eso hay mucho trabajo personal que hacer, si no, la evolución es mínima, por inercia, creo.
Besitos/azos.

Lola dijo...

Opino lo mismo, todo el mundo cambiamos, evolucionamos, sentimos de distinta manera,...
Si no pasara esto estaríamos muy muy estancados y realmente tendríamos un problema. Tener miedo a lo desconocido es normal, pero no evolucionar porque ese miedo sea más fuerte que cualquier otra cosa, o no cambiar por los motivos que sean estoy segura de que no es bueno.
Qué sería de nosotros si nada ni nadie evolucionara?

Belén dijo...

Eso preciosa mía... se llama evolucion

:)

besos

JOAKO dijo...

Miguel de Unamuno decia que solo los idiotas no cambiaban nunca de opinión. Y es verdad, para mejorar hay que cambiar, hay que replantearse todo , repensarlo todo, aunque sea para reafirmarnos en unas cosas e ir cambiando otras. ¡Hay que reinventarse continuamente!

Irreverens dijo...

"Todo fluye, nada permanece." Si ya lo decía Heráclito.

Me ha gustado este post. Te conozco un pelín más y mola.
:)

Yo, personalmente, también me alegro un montón de haber evolucionado. Ahora, con estas esbeltas orejas me veo mucho mejor.
XD

wen dijo...

Pues yo en parte estoy de acuerdo con vosotros, pero en parte disrepo con todos vosotros. Creo que una cosa es cambiar y otra muy diferente es evolucionar. Y aunque yo haya evolucionado como casi todo bicho viviente y de modo natural, tb he cambiado, y mucho.
Hale, he dicho. XD

Hyku dijo...

Voto a bríos, zagala (ya que nos hemos pusto con expresiones...)

Pues por tocar los cojones (gracias Belén, siempre estarás en mis oraciones de vudú por semejante calificativo a mi persona) diré como la mayoría que para mí un cambio es pedir, por ejemplo, a una persona infiel que no lo sea, es decir, modificar su esencia, su más profundo ser. Y eso suele ser complicado.
Renunciar al instinto, a algo que llevas dentro es duro pero a veces, pocas la verdad, ocurre.
Por contra, evolucionar o crecer es ir asimilando las lecciones de la vida, tomar partido en las bifurcaciones que la experiencia nos presenta, ir probando de aquí y de allá, enriquecerse y llegar viviendo a nuevos lugares, aunque también hay gente que se estanca, que por temores o comodidad no se arriesgan. Pero toda opción es respetable, incluso que para ti lo que vives sean cambios.

Reciba vuesa merced un ósculo en la epiglotis...
:-)

geminisdespechada dijo...

justo estaba leyéndote cuando me has visitado, gracias! esta tarde tengo que poner una aclaración en mi post, jeje

de todas maneras quería decirte que lo de bellaco que me he puesto a investigar me va a dar para un post entero, y lo de evolucionar.. bueno, si te gustas como eres, no creo que sea tan necesario.. (yo es que sigo igual que siempre.. bueno, menos lo del despecho, jeje)

un beso y gracias otra vez por pasarte que me ha hecho ilu!!

Juana dijo...

Tengo 45 años y desde que nació mi hija ni me reconozco, con tanta terapia y tanta meditación, creo que cada vez estoy más loca, o sea, que perfecto, eso por no hablar de mi marido, que tiene tanta capacidad para cambiar que a veces le tengo que preguntar:"oye ¿pero tú estás seguro de que eres el mismo tio que vivía aquí hace tres meses?". El Tercer Principio de la Termidinámica, es imposible que las partículas se paren.

Alize dijo...

Yo creo que el cambio es siempre provechoso; aunque no siempre sea para bien.
Besicos de limón

La interrogación dijo...

Pues yo creo que también habré cambiado un poco bastante. Es lógico, cuanto más vives, más información tienes y si encima eres una persona que piensa... No te quiero decir lo que será cuando se llegue a viejo, tiene que ser un flipe pensar en todo lo que has cambiado.

Pluskys dijo...

Estoy de acuerdo contigo, hay evoluciones y hay cambios. Ambas cosas son muy sanas. Yo lo practico casi a diario, a falta de gym...

Besos!

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket