viernes, 25 de julio de 2008

DESVARÍOS VERANIEGOS III

viernes, 25 de julio de 2008

Intento pensar: "Las cosas son más sencillas de lo que parecen".... Pero innumerables veces pienso : "Dios.... las cosas son mucho más complejas de lo que parecen"....
Supongo que son apreciaciones totalmente subjetivas, que lo que para uno es sencillo, para otro es complicadísimo.
Esto es porque no somos todos iguales, aunque tengamos importantes puntos en común como humanos que somos. Casi todos los miembros de una misma especie tiene algunas cosas en común, por eso se les ha agrupado en especies, por sus cosas en común. Tienen más cosas en común una cabra con ocho patas y dos rabos y una cabra estándar, que la cabra estándar con una araña, por ejemplo. Incluso existen las subespecies, aunque yo lo veo un intento absurdo y poco efectivo de concretar un poco más la cosa...
Qué biológico me ha quedado esto...
Aunque tengamos algunos puntos en común, somos tremendamente diferentes, y no hace falta comparar indivíduos de diferentes culturas o etnias para ello. Dos de Talavera, por ejemplo, pueden ser más diferentes entre sí que uno de Gijón y uno de Aalborg (Capital regional de Jutlandia del norte, Dinamarca), por muy lejos que estén.
Los de Cuenca deberían ser una especie en sí mismos, pero eso es tema de conversación aparte.
A lo que me refiero, no se sí me explico, es a que todo es realmente complicado ya con uno mismo. Vivir con uno mismo, conocerse, entenderse, es una tarea la ostia de complicada. También depende de las ganas que tengas y el esfuerzo que le pongas, que hay gente que pasa mucho del tema y transitan por la vida sin saber quienes son.
A mi me da como una especie de horror histérico no saber quien soy.. y me consuelo y tranquilizo pensando que estoy en ello y que la solución está en algún punto del camino. Quién sabe,igual después de tanta búsqueda, me tropiezo sin más con ella a la vuelta de cualquier esquina. Lo veo poco probable, ya me he mentalizado.
El caso es que si no sabes quién eres.. así con mayor o menor certeza... cómo sabes cómo tienes que comportarte? O qué quieres? O qué no quieres? Seré simpática? seré más bien gruñona y antipática? Y si de repente me apetece bailar en mitad de un autobús, eso es normal? porque a mi me da que si lo hiciera, que si algún día me diera por no contenerme y comportarme como mis impulsos me dicen... me tomarían por una excéntrica. Pero los impulsos son lo que somos? o qué demonios son? sirocos?
No sé quién lo dejo, pero menudo genio..... " Solo sé que no sé nada "

PD: Gracias por adelantado a todos por decirme de quién es la frasecita, pero me daba bastante igual XD

PD2: La foto corresponde a la bonita cuidad de Aalborg, que hoy he descubierto. Iba a poner la de la cabra con ocho patas, pero me lo he repensado XD

8 comentarios:

Irreverens dijo...

Una de mis principales obsesiones, también, a lo largo de toda mi vida: el querer saber quién soy.

Ahora estoy mucho más calmada en este sentido. Por mí que al final, y sin darme apenas cuenta, me he encontrado a mí misma.

Justo dejé un comentario a Juana en mi blog anteayer, diciéndole que hasta hace dos días tenía muy claro lo que NO quería para mí, pero que no tenía claro lo que realmente quería.
Pues eso. Que el camino ha sido arduo porque he tenido que ir desgranando el trigo de la paja. Pero al final parece que ha funcionado.

Y tú también lo lograrás. Believe me!
:)

PD: Me sé la respuesta pero paso de decírtela.
:P

PD2: Casi que te lo agradezco.
XD

JOAKO dijo...

Pues yo no estoy seguro de que consiga saber nunca quien soy al cien por cien, mi chica dice que soy muy complicado, antes hasta me hubiera enfadado por que me dijesen esto, pero en el último año de terapia he descubierto que tenia "más razón que un santo". ¿de que frase Hablas?. La ciudad mola mucho, pero el norte de Dinamarca debe tener ese aspecto un par de veces al año.

Versi dijo...

Sócrates, lo dijo Sócrates y creo que afirmando eso ya estás haciendo progresos.

Quién soy o a dónde voy no es uno de mis reflexiones más frecuentes, lo que me hace pensar que tal vez no se pueda ser joven y sensata siempre.

sr. agridulce de Cuenca dijo...

jo es que siempre vamos a lo personal eh...

Mariano Zurdo dijo...

Y buscándose uno mismo se encuentran muchas cosas. Yo es que no sabría funcionar de otra manera. También me pregunto que soy y busco respuestas, aunque casi siempre ganan en números las preguntas.
Besitos/azos.

Julián dijo...

Wen, te aconsejo que no te comas mucho la cabeza con filosofías de ese tipo, en serio... De todas formas me gusta cómo has escrito, aunque un poco de forma automática como decís vosotros, la cuestión. Mi cabeza más de una vez ha llevado esos mismo derroteros, los mismos, no te quepa duda. Debemos ser parecidos, cada post lo veo más claro jaja Pero no te comas la cabeza, en serio, pensar está bien, pero no hace falta tener la palabra exacta o la definición de uno mismo al final de una de esas comeduras de cabeza, se aprende iguálmente y se avanza aunque parezca que no sólo con contemplar todas esas cosas. Actuar de la forma más instintiva no siempre es ''ser uno mismo''. Quizás no exista ese ''uno mismo'' que nos creemos, vamos con todo el paquete... Mira, me inventaré una frase:

''Yo soy yo y mis influencias'' Un poco usando la de Ortega, aunque no tenga nada que ver con esto.

Dices que las cosas son fáciles porque debemos aceptarnos y ser felices siempre, no comerse el tarro. Es así.

Lo cual no quiere decir que no debamos o podamos cambiarnos, eso es lo complicado a lo que te refieres. Si, ámbas cosas, hay que jugar con ellas, pero cuando pasean por la cabeza sirven, te sirven, aprendes de ello... Cuando lo intentas escribir es cuando pierde sentido, como este comentario mío, que es peor que lo que yo pueda pensar, y tu post es peor que lo que tú puedas pensar, la cabeza va más rápido ¿no?

Así pués mi único consejo: piensa lo que quieras pero siempre alegre, serena y, cuando te haga falta, desconecta de los cacaos mentales.

Un beso!

geminisdespechada dijo...

lo de la cabra.. sin palabras. Pero sí, todos muy diferentes, sobre todo lo de cuenca, en eso estoy de acuerdo, jeje. Pero la verdad, yo prefiero no saber quién soy. Y ser rara mola, en serio, ahora se lleva mucho ;)

Juana dijo...

Algunos místicos dicen que solo podemos saber lo que no somos.....no somos los pensamientos, no somos el cuerpo, no somos las sensaciones, no somos las emociones........Parece ser que somos algo indefinible, inefable, infinito, todo y nada.........eso es una experiencia, aunque aviso, a veces la experiencia es ¡uf! "rara"

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket