jueves, 27 de noviembre de 2008

PARÉNTESIS PRENAVIDEÑO

jueves, 27 de noviembre de 2008
ATENCIÓN AVISO: Este post es innecesariamente denso para un jueves o cualquiero otro día de la semana, además es tremendamente personal e incomprensible con total seguridad. No espero ser entendida ni trato de explicarme o justificarme, es una entrada por y para mi. Lo pongo aquí porque es el sitio que elegí en su momento para ir deshaciendo el ovillo.
Adevertido queda, si seguís leyendo será bajo vuestra total responsabilidad.


A veces me descubro deseando un coche, o un móvil mejor, o un qué se yo mejor... y me invade un sentimiento desagradable y muy incómodo que no se explicar... Me pasa por ejemplo con el bolso.... llevo el bolso lleno de cosas que casi no utilizo nunca.. pero que considero indispensables, por qué?, por qué tengo que ir cargada como una mula por llevar cosas que yo misma me impongo como necesarias y básicas cuando definitivamente NO lo son? Las llevo por si acaso, eso digo.Por qué me cuesta tanto renunciar a algunas cosas como esas, por qué? No son necesarias , me generan malestar y aun así aquí siguen, conmigo, cada día. No lo entiendo.
Estoy enredada en cosas, llena de cosas por todos lados, atrapada, así es cómo me siento, atrapada.
No soy de mucho comprar, nunca lo he sido. De hecho la gente que me conozca no entenderá bien a qué me refiero porque no soy el prototipo de consumismo ni mucho menos.. pero yo sé lo que digo.
Guardo cosas desde hace años.... raras veces tiro nada, siempre lo guardo por si acaso. Estoy tan llena de cosas viejas que no tengo sitio para ir poniendo las nuevas, las nuevas cosas, las nuevas experiencias, las nuevas emociones, los nuevos amigos. Tengo que hacer sitio desesperadamante, pero no para volver a llenar, sino para aprender a desprenderme, para hacer un uso del espacio en el que me sienta cómoda y no invadida.
Voy a tirar, a tirar muchas cosas, tiraré ropa, bolsos, mil recuerdos, sí, mil recuerdos, los recuerdos no deben estar en cajas en armarios... es como condenar a un delfín a vivir en una piscina, es cruel e intolerable, y no quiero torturar ni tratar así a mis recuerdos. Seguramente me quede un par de cosas, puede que sólo una, yo se cual. Tb voy a tirar tazas, bolis, y cosas que no haya usado ni una sola vez el último año.
Había pensado hacer lotes variados con mis cosas en plan : Lote uno: una camiseta, un bolso, una taza de Paris, un espejo de madera tallado... y venderlos en mi blog a un precio hipermódico y el dinero que sacara donarlo a algún lado, preferiblemente a la asociación El refugio con la que colaboro hace años. Esa era la idea que me rondaba la cabeza... pero es que creo que necesito tirarlo, realmente tener la sensación de tirarlo sabiendo que no podré recuperarlo ni verlo nunca más, creo que es algo que necesito hacer. No se si alguna vez os ha pasado que no quereis hacer una cosa pero por dentro sentís que necesitais hacerlo.
Hay cosas que voy a lamentar perder, de eso estoy segura, pero necesito espacio a mi alrededor, necesito sacar los obstáculos de mi camino para poder ir adonde quiera sin tropezar veinte veces por el camino.
Como dije una vez en relación a otras cosas, no sé decir adios, ni a las cosas ni a las personas, pero voy a aprender.
Esto es el primer paso para mi. El primer e inevitable paso que tengo que dar para comenzar mi camino. Este camino es más bien un camino espiritual que algo dentro de mí misma me está pidiendo con cada vez más urgencia que haga. Esta ruta de la que de momento desconozco todo menos que quiero hacerla está muy relacionada con lo que comentaba antes de desprenderme de todo lo que no necesito. Creo que es importante para poder ver lo que me rodea y a la larga poder llegar a verme.
Lo de las rutas espirituales suena un poco a peli de la Disney, pero desde luego que lo que yo tengo en mi cabeza no se parece en nada a nada que la Disney haya hecho :)
Hay una parte primitiva dentro de mi. Supongo que dentro de todos, pero yo puedo sentir a la mía en muchos momentos del día. Va aflorando cada día que pasa, va saliendo poco a poco del rincón oscuro donde fue recluida hace toda la vida.
Me dice que lo deje ya, que deje de engañarme, que abra los ojos al mundo, al mundo real ,no a este mundo inventado por humanos, a la naturaleza, a la vida, a mi hogar. A veces me abre los ojos y me deja ver las cosas desde su punto de vista limpio y analfabeto en las cosas de la sociedad y la evolución... y me sorprendo contemplando farolas en la noche y preguntándome qué significan, o carreteras y coches en cola y teniendo que luchar con mi perplejidad y con mis dudas.. qué es esto? Por qué estoy aquí? Y me siento perdida... Y a lo lejos veo las montañas y una densa masa de nubes engulléndolas poco a poco y eso tiene sentido para mi... me llama, me dice que vaya, tira de mí con fuerza sujeta por un hilo bien visible que sujeta esa parte primitiva de mi interior. Esa parte que pensaba que era pequeña pero que ha ido haciéndose grande y poderosa, aprovechándose de la masificación en las costas, de los caminos alquitranados, de los humos de los aires acondicionados, de los rascacielos, de los grandes supermercados sin sección de frescos, de los tamagochi, de los colgantes para el móvil, de la play, del reagueton, de la ostentación, del hambre, de los aparatos de gimnasia... de todas aquellas cosas que me sorprenden cada día y me hacen sentir cada vez más extraña... de esa perplejidad se alimenta mi parte primitiva, por eso cada vez es más grande, por eso cada día que pasa me vuelvo menos civilizada. Es como cuando a Clark Kent le dicen que no es de este planeta y él por dentro piensa... ya notaba yo algo raro.....
Llevo tiempo ansiando solo estar sola en la naturaleza, solo el hecho de pensarlo me colma de emociones y el hilo se va tensando, y yo voy dando pequeños pasitos hacia delante... Necesito, esa es la palabra, necesito estar en contacto con los árboles, con las montañas, con el aire fresco, con la playa, con el mar, sentir la primavera, el otoño, el invierno, el verano,ver porqué, con mis propios ojos, con mis sentidos... necesito tumbarme en mitad del bosque y mirar las copas de los árboles desde abajo, oir la tierra crujir bajo el peso de mi cuerpo, quiero aprender a oir el bosque, a saber qué pasa, a ver, quiero verlo todo.
Es curioso porque aunque siempre he tenido necesidad de naturaleza es esta época de la mudanza cuando se está manifestando de forma más fuerte. Cuando en mitad de mi casa me veo inundada por las cosas.. cosas por todos lados... solo siento ganas de huir, de estar tumbada en el bosque, o nadando en en el mar,tumbada al sol, en lo más alto de la montaña más alta, lo más lejos posible de todo y de todos... sin nada, sin cosas, sin gente, solo yo, yo y el mundo, yo y la vida, y la muerte.
Con esto no quiero decir que me vaya a ir de asceta a la montaña ni nada por el estilo XD, yo estoy segura de que encontraré mi modo y mi camino.
Necesito sentirme más.... libre, no sé quien o si alguien decía que las propiedades o algo así eran un lastre y solo te impedían moverte en libertad... pues es cierto, al menos para mi lo es. Siento angustia de tanta cosa, estoy harta de cosas y harta de cosas artificiales, de móviles, de consolas, de cuidades, de autobuses, nada tiene sentido para mi cuando me paro a mirar. En este mundo solo puedo ir en automático, sin pensar sin sentir, no es mi mundo.
Necesito encontrar las montañas que hay en mi, los bosques, los ríos, las praderas los océanos que llevo dentro. Necesito encontrar lo que comparto con las estrellas.


PD: No sé quién hablaba de reflejos el otro día, yo me he visto reflejada de algún modo en el protagonista de la historia de Into the wild llevada al cine por mi adorado Sean Penn y con banda sonora creada por mi refugio en este mundo de locos, Eddie Vedder. Ha sido realmente increíble.

15 comentarios:

Jordi Gascon dijo...

Vale... estamos de acuerdo.

Jordi Gascon

Julián dijo...

Vale, cierto que he entendido poco, porque como dices es una entrada muy personal, que te sirve a tí y quieres compartir con nosotros, pero bueno, cosas como lo de los recuerdos y el espacio mental sí he pillado. Muchas veces me he quedado pensando: ¿esto lo tiró o no? auqnue sea algo que no vale de nada, que tiene impresión sentimental, algunos es malo guardarlos, te atan un poco, hacen de tu cuarto una telaraña ficticia, y ya sin ellos te sientes libre. No tiene que ver con tu entrada, así que perdona, pero me has recordado que hace poco, haciendo limpieza tiré las fotos de bachiller, del colegio, la orla, una copa que tenía y un diploma de algo relacionado con el colegio. Otros en cambio me los guardo.

¿Con lo de reflejos igual te referías a los alter-egos, de Joako? Bueno, mañana veo el vídeo, que ahora no hay ganas, perdona de nuevo (prometo verlo). Un abrazo!

Irreverens dijo...

A mí las mudanzas me han servido siempre para soltar lastre (material y emocional). EStoy segura de que ese es el motivo principal de que me haya mudado de casa tantas veces.

Y lo de la naturaleza, no sólo lo comprendo sino que lo comparto plenamente. La de veces que he podido experimentar el pasarme 1 mes entero con lo puesto y mi casa en una mochila, pateando bosques, montañas, cruzando ríos... Y siempre ha sido en esos momentos cuando me he sentido verdaderamente yo misma. Y qué curioso, Wen. También en esos momentos he pensado en lo de los espejos. Durante mis expediciones no me veía reflejada en ningún sitio, pero cuando por fin volvía a la civilización y me topaba con un espejo, me quedaba alucinada del fulgor tan intenso que tenían mis ojos.
Ahora estoy tranquila pero reconozco que me apetecería sentir eso siempre... y sé que no es posible, a menos que...
:)

Me ha encantado esta entrada. Y he conectado muchísimo. Gracias.

P.S: Me quedé con las ganas de ver esta peli y no la encuentro en DVD...
;(

Lampidia dijo...

Pues mira Preciosa, aunque no nos conocemos de nada te comprendo perfectamente. Eso que te pasa a ti con las cosas me ha pasado a mi toda la vida. Y nunca lo he comprendido... Yo soy una persona excesivamente práctica, y sin embargo, las cosas siempre me han dominado, siendo yo incapaz de abordarlas a ellas y hacer lo que mi pragmatismo pedía, arrojarlas todas al pozo del pasado y poder sentirme libre y volar como un pájaro. He tenido 2 mudanzas, en la primera me lo llevé casi todo cual caracol, en la segunda lo he tirado casi todo, y si hay tercera, me gustaría irme con una mochila...
Pero esas cosas nos definen, de muchas maneras, y forman parte de nosotras, es algo realmente complicado... En parte somos como somos por ellas...
Cualquier día de estos dejaremos de estar y permanecerán esas cosas y podrán "hablar" de nosotras. El ideal es la selección, llegar a ese momento con las 3 únicas cosas que verdaderamente nos definan. Una de ayer, otra del hoy y otra del mañana que esperamos, no sé, es una idea... Y sí, yo creo que lo mejor, es tirarlo, no venderlo ni regalarlo...
Kisses Darling... ;)

Lucía dijo...

Una entrada muy muy personal, pero si te sirve de algo, perfecto XD.

Un besín

Wen dijo...

Jordi, jajajajaja, vale :) un beso

Julian, muchas gracias por la aplicada lectura :) Por cierto lo de Joako no sé qué tiene que ver, pero no XD

Irre, lo que hay detras de esos puntos suspensivos y ese "a no ser que" da miedo, a mi me lo da. La peli la tengo pero no la he visto, lo que pasa es que como es basada en una historia real me llevó a conocer más la figura del protagonista de verdad de la historia :) Gracias a ti guapa.

Lampidia, que bien verte por aquí de nuevo :) Me ha gustado mucho leerte, como a Irre, me hace sentir menos sola :) gracias.

Luci, me sirve, me sirve :) un besote

Estilografic.blog dijo...

Pues déjate llevar si puedes: unas buenas vacaciones rurales en algún pueblo perdido de los Picos de Europa, te recomiendo. Y si no puedes, pues piénsalo mucho mucho y escribe sobre ello, que de algo servirá, ¿no?

Javiruli dijo...

Bueno, supongo que llevarás un nivel alto de estrés porque una mudanza lo tiene y quizás algo más por tu trabajo. Piensa en el horizonte que te espera sin pensar en el presente (o esa es la sensacion que creo que transmites)
Hay tiempo para disfrutar de todo y sobretodo momentos para degustar lo que apetece, la cuestion es a veces esperar o irlo a buscar
Paciencia, todo llega ;-)

Wen dijo...

Estilografic, escribir me sirve de mucho mucho... oajlá un día me resultara más productivo. Fíjate que tuve una diea genial para un cuento infantil ( cosa que jamás había pensado )y lo tengo ahí parado con 3 párrafos...

Javiruli, pues no me siento esrtesada la verdad... más bien ocupada... algo alterada... pero estresada no... Gracias por la visita :D

Anónimo dijo...

Mi niña, todo lo que tenemos a nuestro alrededor nos quita tiempo para lo esencial....
Lo esencial está en la gente, en los árboles, en las montañas al atardecer, en la luna , en la lluvia, en la tormenta, en el olor de las jaras y la lluvia.
En los que amamos, en tu compañero, en tu familia, en los niños que miras en la calle, en la gente que se mueve alrededor ....

Lo esencial está dentro de tí....
Todo lo demás es superfluo...
Te quiero mucho mi niña.

¡Tíralo todo¡
Sin pensarlo un momento.

geminisdespechada dijo...

yo también pienso que no tener propiedades te hace libre.. ahora por ejemplo con la crisis me alegro un montón de no tener casa, hipoteca, coche.. bueno, nada, jeje.

un beso y buen finde!

JOAKO dijo...

Me encantas Wen, eres un alma gemela, de mi y de otros, porque eres humana, tan humana que haces daño al respirarte, como ese aire que se respira en el Gran Norte. Contigo me iría a ese sitio, creo que en ocasiones me voy, te sigo desde tus posts hasta el Gran Norte, me encanta Veder, London, Dafoe,Salgari, Verne, Penn...y Wen.

vitruvia dijo...

Ohhh, yo también adoro a Sean.

Sólo discrepo en una cosita: no es incomprensible, para nada.

Un abrazote

wholesale jewelry dijo...

I like your blog

jacker dijo...

It seems my language skills need to be strengthened, because I totally can not read your information, but I think this is a good BLOG
jordan shoes

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket