martes, 28 de julio de 2009

COSAS

martes, 28 de julio de 2009


Una cosa muy pequeña, en ocasiones, puede cambiarte.
El jueves pasado me desperté a las 9:30 de la mañana, con una especie de torbellino de palabras e ideas en la cabeza a punto de darse a la fuga. Me levanté corriendo, cogí un cuaderno y procedí a la expulsión del material. Al principio tenía muy buena pinta, lo que me hizo emocionarme. Conforme pasaban las páginas iba perdiendo de vista el hilo conductor que suponía me llevaría al lugar al que desde el principio tenía en mente ir. A partir de esta sensación en concreto... y después de dos páginas de divagaciones intentando recuperar el hilo desistí, y ahí quedó la cosa. Una idea prometedora con un principio prometedor que acaba por convertirse en una masa amorfa y sinsentido. Es curioso, pasa un poco como conmigo, me siento plenamente identificada con este conato de reflexión. Al principio parezco prometedora, pero según se va a avanzando, las vaguedades, deformidades y el material de relleno sin sustancia lo inundan todo.
Aunque tardé en darme cuenta de que se me había escapado entre los dedos, porque seguía pensando en retomarlo, a los dos o tres días supe que no tenía el más mínimo sentido intentarlo.
Igual estoy equivocada, igual esta actitud mía de …. “ O sale todo de corrido, perfecto e hilado o a la basura “, me haya hecho perder algunas buenas cosas.... pero es tal y como yo..... soy.

Un par de días después, mientras comía en el trabajo y veía Los 4400, un trozo de comida traicionera se quedo en mi garganta a modo de tapón. Tras el susto inicial decidí relajarme e intentar respirar por la nariz... pero no pude, intenté tragar, pero no pude, intenté echarlo... pero no pude. Concentrada en no perder los nervios y respirar por la nariz empecé a notar una presión enorme en los ojos, en la cabeza, y empecé a darme cuenta entonces de que me estaba ahogando, tal cual.
Durante unos segundos pensé que me moría, lo que me pasó por la cabeza fue: “ Ya está, aquí termina “ Me vi muriendo sola, del modo más estúpido que jamás se me habría ocurrido y solo pensé “ Ya está, aquí termina” Pensé en David, y en mi familia, pero ya casi ni veía... y en ese momento, una especie de convulsión o calambre apareció de la nada y el trozo de comida que seguía atascado en mi garganta salió literalmente disparado de mi boca. La presión de mi cabeza continuaba y aun sin el asesino alimento no podía respirar. Intenté coger algo de aire por la nariz y un poco pasó.... eso sí bajo la presión considerablemente. Me caían lágrimas de los ojos y tosía compulsivamente. Notaba la garganta muy irritada y dilatada y no era capaz de controlarla. En ese momento pensé que si ya había salido no podía ahogarme y me fui relajando poco a poco, y respirando por la nariz..... hasta que recobré la calma y la respiración pausadas. Fue en ese momento cuando me eché a llorar..... del puro susto que me había dado. De pasar de la más absoluta tranquilidad y ensimismamiento a la aceptación tan brutal de mi propia muerte. Y no me puse triste, ni sentí dolor por dentro.. solo aceptación. Esa aceptación lleva atormentándome desde entonces, haciéndome volver una y otra vez a aquel momento en busca de otros sentimientos, en busca de miedo, de pena...de algo.
Me dí cuenta también de lo solos que estamos en realidad y de que nuestro camino, aunque lo compartamos con otras personas, es solo nuestro. Creo que nunca en mi vida había sido tan consciente del individuo que soy.

A los pocos días vi un documental en el canal de viajes creo, de un hombre que decide cruzar solo, en kayak el mar de Tasmania. Después de pasar por una tormenta de 48 horas con olas de casi 12 metros y todo tipo de calamidades, estando a 60 millas náuticas de Nueva Zelanda cae al agua durante la noche y muere. Solo encontraron el kayak, a él nunca lo encontraron. Salía explicándolo su mujer, con su hijo pequeño.... y reaccioné de un modo que no me esperaba, con enfado. Odié a aquel hombre que había dado su vida, calculando mal los riesgos de un viaje mucho más duro de lo que él esperaba. Odié a su mujer por dejarle ir, odié a toda la gente que le apoyó en tan estúpida aventura. Sentí que medir tus fuerzas es una cosa, pero por muy preparado que estés, el azar, el tiempo, el mar.... son cosas que no puedes controlar, y dejar en manos de tantas variables su vida...
Le imaginaba hundiéndose en el mar, arrepentido... y simplemente no podía soportarlo. La angustia, el enfado, la tristeza, me acompañaron hasta bien entradas las 4 de la mañana, hora en la que cansada y harta me quedé frita.

Días después, y no por decisión propia, saldé una cuenta que tenía con mi amigo Sean Penn y vi Into the Wild finalmente ( cosa que llevaba postergando y postergando casi un año )
Muchas emociones para mí en esa película y un deseo... poder llegar a encontrarme algún día.

Acabo esta especie de reflexión con una conclusión: No entiendo nada, ni a nadie, principalmente a mí. No sé de qué va la cosa y en muchos momentos me siento perdida en el espacio... flotando sin rumbo entre cosas que aunque me parecen bonitas, no comprendo.

Si alguien caminando por ahí encuentra un cabo que baja del cielo que lo coja y tire por favor... a ver si estoy al otro lado.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Bienvenida al mundo real, hija.
A partir de aquí y con esa percepcion de quien eres tu, ya puedes viajar en este mundo sin miedos.
Sólo piensa cómo quieres vivir....y vívela.
Te quiero cariño

Montse dijo...

Ven a casa cariño, un día, con tranquilidad, sin prisas ...

creo que desde que naciste has estado al otro lado.

eres tú.

Yo también te quiero.

Mariano Zurdo dijo...

Como no soy de la familia, glub, me quedaré en el apartado primero, en el de ponerse a escribir ideas que nacen fantásticas y se van embrollando hasta ser perfectos gurruños de papel que acaban en la papelera. ¡Bienvenida a la escritura! A veces se pueden aprovechar esas ideas desenredándolas, pero otras...
Besitos/azos

Estilografic.blog dijo...

Bueno, es que es muy difícil por no decir imposible entender nada, y menos a uno mismo. Hoy Punset
da un entrevista a El Periódico
y dice (como casi siempre) cosas muy interesantes: por ejemplo, que la felicidad consiste en no tener miedo y que sería fundamental que a los niños se les enseñara a gestionar emociones tan básicas como el miedo, la felicidad, la rabia... Y eso es lo que nos pasa luego a los adultos, que no hemos aprendido a gestionar nuestras emociones.

No sé si tiene algo que ver con lo que cuentas, pero puede que algo sí.

David dijo...

Pso fijate tú... hace un rato estaba yo nadando tranquilamente en la piscina... cuando de pronto, de repentes, así sin avisar.. me he visto un cabo flotando en el agua. He tirado del cabo... y PLAAAAAAAAAAASSSSSS una mano y sus cinco dedos han quedao asin bien marcaitos en mi mejilla izquierda... es que al final del cabo no estaba wen... estaba la parte de arriba de un bikini...

Christopher McCandless dijo...

Alexander Supertramp was here

Jovekovic dijo...

Yo también te diría que te quiero cariño, pero seguro que intentarías darme uno de esos besos con lengua que mancillarían gravemente mi sólida reputación como intelectual de izquierdas. Has de saber que nosotros, los intelectuales de la verdadera izquierda, no nos morreamos ni colgamos fotos de bragas en el blog, ni frivolidades burguesas por el estilo: nosotros abrimos fructíferos procesos de reflexión.
Por cierto, y con respecto a tu estado de ánimo, lamento decirte que estás como hemos estado casi todos alguna que otra vez e incluso más.
Y qué no me vengas con la lengua te he dicho, Satanasa burguesa!!

PD:
He leído el artículo de Punset y es excelente, sí te sirve de algo...Bueeeno vaaa, un beso, pero sin excesos y sólo uno.

Wen dijo...

Papá y mamá, muchas gracias, yo tb os quiero. :)

Mariano, pues menudo alivio.... desde luego ..... XDD

Estili, leo el blog de Punset a menudo, he leído sobre lo que comenta antes, y sí, siempre es interesante este hombre :) Yo no hablaba de felicidad ni infelicidad ni de emociones ni nada que se le acerque... pero para mí la gestiónde las emociones es mi gran problema sin duda y nunca me viene mal leer buenos consejos al respecto. Me ha encantado, muchas gracias :)**

David, jajajajajajajaj, es que ese sería otro cabo !!! jajajajajaja

Chirstopher, :) me too .

Jove, Ah, vale..... lo de que no te dé besos lo puedo comprender... porque bueno, en fin, pero lo de llamarme burguesa....... ahí sí que te has pasado! XDD
Y no es mi estado de ánimo, más bien mi estado de existencia...pero vamos, que para el caso, viniendo de una satanasa burguesa qué más da :P

monstruo de las amburguesas dijo...

ham-burguesa... quien ha dicho ham-burguesa...

Jovekovic dijo...

Aah...ya, ya entiendo: abramos un proceso de reflexión :P

Wen dijo...

Declaro abierto pues, el procesode reflexión :)

Mariano Zurdo dijo...

Me he caido del caballo y me he vuelto burgués, muy burgués. Me declaro ausente del proceso de reflexión y me propongo como voluntario para recibir todos los besos con lenguas que sean necesarios.
Besitos/azos.

Belén dijo...

Ayy querida, es que muchas veces las cosas las tenemos que madurar... si te bloqueas en el primer encuentro de lío, mal... pilla el texto de nuevo y trabájalo, seguro que era una buena idea y ya está :)

Y lo segundo... aunque nos parezca raro, aceptamos la muerte de una manera tranquila, he visto ese proceso muchas veces, y siempre hay mucha paz por parte del que se va, el que se queda con la rabia es el que se queda... si supiéramos ese sentimiento, perderíamos el miedo (y la rabia) de la muerte.

Y yo soy obrera, mira que horas de trabajar (por si queda alguna duda XD)

Besicos

Jovekovic dijo...

Zurdo:
¡Revisionista!

Irreverens dijo...

Suscribo lo dicho por Belén en lo tocante a la aceptación de la muerte.

Yo he estado a punto de palmarla en dos ocasiones y, al igual que tú, simplemente pensé: "ya está, se acabó".

A mí me pareció una reacción lógica y natural, teniendo en cuenta nadie podía salvarme. Si estoy viva es porque mi cuerpo aguantó. Simple y llanamente.

Un beso, hermosa viviente.
:D

Wen dijo...

Mariano, jajajajajajajajaja ....

Belén, jo, es que yo no soy de trabajar textos XD 8 ahora se me tirará al cuello todo el mundo, verás ) En cuanto a lo que dices de la muerte no lo he entendido perdona... se ve que hoy me he venido con medio cerebro nada más :D
Si te apetece explícamelo otra vez porfi.

Jove, jajajajajaja, vaya dos !!

Irre, vaya... osea que es una cosa normal... pues a mí me revolvió las entrañas con posterioridad... me chocó, me extraó, me impactó, me impresionó. Mucho. En fin, espero por lo pronto no volver a pasar por nada parecido :D
Por cierto, que te recomiendo mucho Into the Wild, creo que os gustaría mucho a ambos ( a Adri y a tí ) Otro besote para tí :)

Belén dijo...

NO se explicarlo, es vivirlo...

Trabajé muchos meses con terminales, sufrían mucho y la verdad es que peleaban como tigres... pero cuando ya no había nada que hacer, había una paz en sus caras... uno me llegó a decir que estaba tan cansado que la muerte la tomaba como un sueño reparador, los que no lo aceptaban eran los familiares y yo, por supuesto, quizá por la rutina de verlo, o porque me caía bien...

Lo recuerdo con cariño, era un crack y me enseñó tanto, tanto...

Besicos

Lucía dijo...

Si crees que la idea era buena, retómala desde el rpincipio, revisa el texto, echale unas poquitas ganas y seguro que puedes sacarlo. A veces es mejor volver a coger la idea desde el principio que intentar modificar un texto ya escrito, pero eso es cosa de cada uno.

Por cierto, esta mañana he visto a un niño que tenía un cabo cogido que subía casi hasta el cielo, he estado a punto de decirle que me lo diera que estabas tú al otro lado, pero menos mal que antes de decirle nada he mirado para arriba y he visto que al final había un globo, no tú... :P.

Besitos!

Estilografic.blog dijo...

Paso de puntillas para despedirme y desearte un feliz, reposado y fresquito, sobre todo fresquito, mes de agosto y que los reyes magos te traigan muchas co...

Lo siento, lo siento, me parece que no se me da muy bien lo de andar de puntillas.

Un beso, guapetona, y hasta la vuelta.

kar dijo...

bueno, la muerte es un tema que me acojona cosa mala... no ya sólo el tema sepelios y entierros, asuntos macabros y ridículos, ganas de pasarlo mal los que quedan vivos (el muerto ni se entera), sino la muerte en sí. A mí me resulta complicado ver la típica muerte televisada por ahogamiento. Me refiero a ahogamiento en el mar o por falta de oxígeno en un espacio cerrado, o similar. Ahí sí que ves que te estás muriendo,que no hay nada que hacer, pero ahí estás, intentándolo.

Lampidia dijo...

Me encanta la fotoooooo. ¿Es tuya? Es muy zen, y me transmite pureza, energía y vitalidad!!! :D

Lampidia dijo...

Pd. tengo una taza igual y un boli idéntico tb!!!

JOAKO dijo...

y de paso que mire a ver si encuentra el trozo de comida, el tío del kayak y todas esas genialidades que no somos capaces de escribir.
Un beso

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket