jueves, 25 de febrero de 2010

CON-TACTO

jueves, 25 de febrero de 2010
Me gusta acariciar el pelo de mi abuelo y darle besos. Parece que cuando una persona está enferma está como más justificado ser más cariñoso con ella, no sé por qué. Me gustaría aprender a dejarme ser todo lo cariñosa que soy sin necesidad de que alguien esté enfermo o en una mala situación.
Me cuesta horrores tocar y dejar que me toquen, me siento violenta e invadida respectivamente. Tengo una barrera física importante y David es la única persona que no se ve afectado por ella. Mi madre, mi amiga Ruth a veces me han reclamado que sea más cariñosa porque ellas lo son mucho, y yo las adoro ( a mi madre ya os imaginaréis, y a mi amiga Ruth la quiero montones ), pero me cuesta, me cuesta muchísimo, hasta el punto de que en mi esfuerzo pueda resultar poco creíble el resultado. Y es poco creíble porque aunque el contacto físico se produce, y abrazo, beso, etc.... mi barrera sigue ahí, levantada, y abrazarse a través de una barrera, por invisible que esta sea, es complicado y poco natural.
Me da rabia porque soy una persona súper cariñosa. Estoy aprovechando la estancia de mi abuelo en el hospital para darle todo mi cariño, que pueda no sólo intuirlo, sino sentirlo, porque tengo la sensación de que cuando salga, mi barrera volverá a levantarse.
Casi todos vosotros me conocéis, a la mayoría os he besado o abrazado, o ambas cosas. No es que no sea capaz de dar una abrazo cordial, o un beso cordial, es en el momento en el que entra en juego el afecto, la emoción, el cariño.... ese es el momento en el que me bloqueo y soy incapaz de compartir ( tanto dar, como recibir ), esa emoción.
Lo mío es una minusvalía emocional en toda regla, pero estoy en rehabilitación, así que espero algún día poder abrazaros y besaros con todo mi cariño, mientras tanto seguiré disfrutando de mi abuelo.

Os dejo con el vídeo preferido de mi querida Geminitas. Almas sensibles tened cleenex a mano.

15 comentarios:

Un paseante dijo...

No es una barrera física: es una barrera emotiva. A mí también me pasa a veces. Es cuestión de proponérselo, como todo en esta vida. Eso sí, elige bien a quién te abrazas. Aunque ya veo que con tu David no tienes problemas, picaruela.

Mariano Zurdo dijo...

Pues nada, practica mucho con tu abuelo que lo mismo así te van quedando secuelas y luego puedas dar el salto (o saltitos).
Besitos/azos.

Wen dijo...

Paseante, yo me lo propongo a menudo... pero como digo me sale una cosa rara :D Seguiré intentándolo :)

Mariano, ains... verte por aquí, con los tiempos blogueros que corren... me satisface montón. Lo de que practique con mi abuelo ha sonado fatal... como su fuera cirujana en prácticas XDD
Unos besos.

Belén dijo...

Bueno, eso son barreras que (me imagino) las irás supliendo con la terapia, y si no, pues nada, hay formas de demostrar tu amor que no sea dando abrazos...

Besicos

Lucía dijo...

A mí me pasa algo parecido. Con decirte que David dice de mí que soy un cardo, puedes hacerte una idea.

Tampoco creo que haya forzarse a hacerlo, como dice Belén, el cariño no sólo se demuestra con besos y abrazos.

Besitos

Wen dijo...

Belén, eso espero yo tb :) gracias guapi

Luci, pues yo sí que me esfuerzo con esto... no sé, igual hago mal.

Orlok dijo...

Yo también soy diabético para esas cosas, no me va. No sé si es algo que deba considerarse malo o no, ni que tenga porqué cambiarse, ni idea.

estilografic.blog dijo...

Eso es hasta que un día te sueltes y entonces ya no habrá quién te pare, ya verás.

Javier Portales dijo...

Yo tengo una amiga con la que me llevo muy bien y a la que quiero mucho y rara vez nos damos un abrazo o los dos besos de rigor (para amigos y familiares debería ser uno como muestra de cariño y dejar los dos para presentaciones y cosas así).

El caso es que depende de la persona, yo he conocido gente con la que me he dado más abrazos y besos que con la gente querida, porque simplemente eran más expansivos, no porque hubiese más cariño.

A veces puede ser frustrante no saber expresar tus sentimientos o que la gente que quieres no lo haga como tu quisieras, pero hay pruebas igual de buenas que los besos o los abrazos. El estar a tu lado en los momentos dificiles, donde los "amigos" se diferencian de los amigos, dando apoyo. Ese tipo de detalles que no tienen precio.

De todos modos, prueba a abrazar y besar a quien consideres digno de ello, todo es acostumbrarse.

Jorge Arbenz dijo...

En nombre de todos los tímidos del mundo, te digo que estas cosas tienen arreglo. Un beso y un abrazo de los buenos, para que vayas practicando.

Orlok dijo...

No tiene porqué ser por timidez, hay un montón de posibles razones de distinta naturaleza: Timidez, más psicológicamente algún asunto sexual, sociálmente educación y costumbre... En cualquier caso la pregunta que dejo en el aire es: ¿Es algo que hay que corregir? ¿En qué medida es un problema? Por ejemplo, Wen, dices que con David no tienes ningún problema. Eso suena bien, en principio no pasa nada si no eres de abrazar al resto de personas. Otra cosa es que quieras y no puedas, vamos, que creo que se convertiría en problema si para tí lo es, ¿no?

geminisdespechada dijo...

Ay, que no he visto el vídeo hasta ahora! Gracias nena!


En fin, supongo que no te apetece mucho, pero te recomendaria que te vengas un día a dar abrazos gratis. Yo antes tampoco era de abrazar, y ahora le he cogido el gusto :)

Irreverens dijo...

Pues a mí me diste un buen abrazo el día en que nos conocimos, que me acuerdo yo muy bien.
:D

geminisdespechada dijo...

y de paso te recuerdo que no nos has contestado a estos comentarios ;) :P

JOAKO dijo...

Yo tengo una personalidad espejo, abrazo a quien me abraza y soy serio con quien lo es conmigo,por lo cual es muy importante para mi el primer contacto, porque puedo pasarme la vida besando a un Rumano que hace ñapas comigo porque nos dimos dos besos cuando nos conocimos (esto es veridico)

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket