martes, 9 de marzo de 2010

UNA VEZ AL AÑO

martes, 9 de marzo de 2010
Siempre que entra mira primero el pequeño hueco de la izquierda, luego la mesa de la derecha, justo esa, sí.
Inspira , expira, da cuatro pasos y se agarra fuerte a la barra mientras espera que el camarero llegue, con esa cara de nada de siempre. Un café solo, por favor.
Ya nunca toma café solo, que mancha mucho los dientes. Sólo hoy.
Se sienta al otro lado de la barra, con el café y cierra los ojos para escuchar mejor la lluvia que cae fuera, para oler mejor el café que tiene entre sus manos, para recordar mejor cada momento. A veces es que los ojos estorban más que otra cosa.
Inspira, expira. Inspira ,expira. Bebe un sorbito del café, escucha la música de la máquina tragaperras, huele el tabaco, y las imágenes pasan por delante de sus ojos como a cámara rápida.
Da otro sorbito al café mientras los hombros , los muslos y el cuello se van relajando cada segundo que pasa y a cada sorbito que da.
Por último inspira, expira y se levanta. Da el último sorbito y paga la consumición al simpático del camarero. Al salir mira el pequeño hueco de la derecha y antes de salir a la mesa de la izquierda, sí, justo esa.

16 comentarios:

Irreverens dijo...

¿Hay que adivinar de quién se trata?
Porque yo he pasado de imaginarme a una mujer de mediana edad a pensar en un viejete, luego te he visto a ti misma y finalmente, a un tipo sospechoso con gabardina.
XDDD

Wen dijo...

Irre, jajajajajajjajajajajjaa. No es una adivinanza ni nada, sólo me ha apetecido escribirlo así anónimamente y sin personificar, pero me he reído montón con tu comentario jajajajajajaja. guapa !!!!

geminisdespechada dijo...

pues a mí me ha dado penita porque me imaginaba un señor que echa de menos a su mujer que se murió tal día como ese :(

Wen dijo...

Jajajajajaja, Geminitas , que noooo mujer !!! no pienses esas cosas jo ! Perdona por no contestar todos los comentarios jope, es que soy de un vagoncio...

Lucía dijo...

Pues yo no le he puesto cara ni edad, pero me ha parecido tierno que hiciera siempre lo mismo. Será que cada día estoy más ñoña!

Besitos

FeoMontes dijo...

Ja, pues yo he pensado que es un pobre inmigrante que trabaja puteado en un bar y que, en su único día libre del año, como no está acostumbrado a disfrutar del tiempo libre, vuelve al bar, esta vez como cliente y se gasta su eurito en un café, casi resignado mirando a los otros clientes, leyendo el ABC y criticando al gobierno por dejar que nos invandan los "indios", los negros y los rumanos... Él prefiere pasear antes que seguir mirando las caras de esos carcamales y lanzarles una pregunta:"¿Se cambiaría usted por mí, buen señor?"

Wen dijo...

Luci, es libre interpretación, y la verdad es que me está pareciendo súper bonito el resultado :D

FeoMontes, jajajajajaja jo, menuda película ! Me alegra que todo eso haya surgido de mi pequeño texto :D

Belén dijo...

Joe, la verdad es que hasta me ha venido el olor del café de la cafetera :)

Besicos

el Alcalde de Nueva York dijo...

Cómo diga que soy, se acuerda, teniente Ryder. Era un viaje de incógnito.

el Alcalde de Nueva York dijo...

...soy "yo"...

Alejo dijo...

Bueno si le quitamos lo de agarrarse fuerte de la barra y cambiamos la máquina tragaperras, diría que me veo tras una ventana de hace unos meses cuando terminaba la universidad y me iba a tomar café, haciendo tiempo suficiente hasta que aparecieran mis amigos. Fantástico!

Un abrazo

P.D pese a todo, el café siempre solo con el cigarro del vaquero en la mano (y el libro en la mesa)

Wen dijo...

Belén, ois, no sé si hay en el mundo un olor mejor que el del café....

Sr. Alcalde , jajajajaja. Soy la discreción personificada, no se preocupe :)

Alejo, Yo es que dejé de fumar :S que sino.... XD

Un paseante dijo...

Muy bien, Wendy Ryder: me gusta que de vez en cuando escribas cosas así.
Mil interpretaciones podría tener esto, así que te doy la mía:
en esa mesa terminó una triste historia de amor: va a tomar el café a ese bar únicamente para recordarla, para hacerse daño.

Wen dijo...

Paseante, a mi lo que me ha gustado mucho es el resultado del experimentillo XDD
Muchas gracias por cierto.Una interpretación interesante. :D

Trasto dijo...

Yo, por mi parte me he imaginado al protagonista de la historia como un varón de orientación sexual indeterminada, de mediana edad (o sea, de entre 20 y 70 años), de mediana estatura (o sea, de entre 1,55 m. y 1,85 m.), de rasgos mediterráneos (o sea, toda la gama que va desde el árabe al ario) que se dirige al hospital para que la hagan la enésima sesión de radioterapia, ya ves...

Y es que en el vaivén de letras e historias de ida y vuelta que son los blogs, en cuanto te dejan opción, cada cual se inventa a su manera la suerte de ése prójimo al que, a estas alturas "tant se li fot" que se le pongan los dientes negros...

Besotes

JOAKO dijo...

Bonita fotografía.

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket