miércoles, 1 de diciembre de 2010

VARIOS DEL DÍA 1 DE DICIEMBRE

miércoles, 1 de diciembre de 2010
De las 24 horas que tiene un día, me paso 13 horas sola trabajando y 8 durmiendo. Eso me deja 3 horas para cenar, ducharme y estar con mi pareja y mi perra. Paso tanto tiempo sola que no me es fácil relacionarme esas 3 horas.

Hay tres temas que me tienen amargada. De los tres, sólo está en mis manos solucionar uno de ellos, y los resultados de esa solución me plantean un aumento cualitativo importante de uno de los otros dos.

Me he hecho mayor, lo noto, estoy como pasada ya. Y defectuosa, cada vez sirvo para menos. No lo digo en plan mal, es que me he dado cuenta.

He pensado no volver al psicólogo en Enero como tenía previsto, económicamente me supone demasiado y me he dado cuenta estos meses de que a mi terapeuta seguramente yo le importe un pimiento. Es infantil y simple este comentario, pero me he estado sintiendo muy mal por esto los últimos meses y tenía que decirlo.

Hay días que siento como si me estuvieran exprimiento hasta la última gota de "mi". Bastantes.

Me siento agotada mentalmente. Me mantengo pero no daría para más ni aunque quisiera. Tampoco quiero.

No hay nada actualmente que me ilusione. Ni una sola cosa

Estas cosas no se las digo a nadie, prefiero dejarlas aquí. No quiero cargar a mi pareja, ni a mi familia, ni a mis amigos, con mierda que no es suya. Algunos dicen que la pareja, amigos y familia están para eso, pero no.

Mi mierda es mía, muy pocas cosas tengo tan claras.

No pido ayuda porque ni la necesito ni la quiero.

7 comentarios:

JOAKO dijo...

¡Ánimo!
Yo ya solo voy dos veces al mes al psicólogo, no pienses que no le importas, has de pensar que el psicólogo solo es un cauce por el que decir tus problemas en voz alta, es un profesional que te ayuda, pero yo creo que es un error intentar ser su amigo o intentar una empatía especial, creo que no es así como funciona. Yo creo que eres ciclotimica, como yo, y que sin llegar a la bipolaridad, ni mucho menos, a veces estás arriba y a veces abajo, ahora toca abajo, pero remontarás, el secreto está en que te importe mejorar, porque si te importa y trabajas por ello conseguirás cosas, estoy seguro.¡Ánimo otra vez!

El Litos dijo...

¿Que te haces mayor? Joe, ¿y entonces yo? Creo que haces bien en no volver al sacacuartos ese, gástatelo en cerveza y los resultados serán mejores.

/ \

Wen dijo...

Joako, aunque no lo creas siempre lo he tenido muy presente.Pero no se trata de lo que piense o no sino de lo que he sentido en un determinado momento, aunque me haya repetido mil veces eso mismo que has dicho. Ciclotímica, como todo el mundo, no?
Un beso, gracias

Litos, no me estoy haciendo, ya me he hecho, que no es lo mismo. Desgraciadamente no me gusta la cerveza.

Ħαррy єyєs dijo...

Yo me siento parecido, no doy para más

Jorge Arbenz dijo...

Seguramente le importas más de lo que crees, pero no es tu amigo, eso no. Es psicólogo y, si tiene, vocación, le importas. No tenemos motivos para pensar otra cosa, ¿ verdad?
Besos.

Wen dijo...

Happy Eyes, pues vaya, lo siento.

Jorge, en realidad no me importa mucho lo que le importe o no, pero si me afectó en un momento. No me he explicado muy bien y me doy cuenta ahora de que va a ser el foco de consejos del post. Cuando pasas 3 años contando tu cosas más íntimas a una persona, un dia por semana se genera un vínculo quieras o no. No tiene nada que ver con la amistad, ni con ninguna otra cosa. Yo aprendí a "utilizar" a mi terapeuta los últimos meses y es cuando mejor me ha ido. Aun así muchas veces lo que uno piensa y lo que siente no es lo mismo.

Duschgel dijo...

Ánimos, Wen, que todas las épocas malas se acaban.

En cuanto a no querer cargar a las personas cercanas con tus cosas, te entiendo perfectamente, porque me pasa lo mismo. En esos momentos cojo, escribo lo que me pasa en algún sitio y al menos me desfogo.

Cuídate mucho, ¿eh?

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket