jueves, 31 de marzo de 2011

MI HISTORIA

jueves, 31 de marzo de 2011
Tenía 23 años cuando me fui de casa, y me fui a vivir con mi novio, a Barcelona.
Nunca he hablado de esa etapa de mi vida, y no se por qué porque es de la que mejores recuerdos tengo así en general.
Él llevaba un bar de copas en el mismo barrio en el que vivíamos, el PN. Justo a la izquierda había otro bar, uno normal de comidas, raciones y eso, LP, y a la derecha había otro bar de copas LT
Entre estos tres bares he pasado los mejores ratos que recuerdo de mi vida.
El Edu y la Inés eran los dueños de LP ( en Cataluña, poner artículos delante de los nombres es muy muy típico, lo siento, yo lo cuento como lo tengo en mi memoria ), Inés era además la cocinera, y preparaba las MEJORES bravas del mundo, las mejores sin ningún tipo de discusión. Edu era un completo encanto y los dos me trataron siempre super bien, desde antes de irme a vivir a Bcn, cuando subía en vacaciones o findes a verle, hasta después de marcharnos años después. Todos los amigos de David estaban entre los 30 y los 35 o así, así que en comparación yo era bastante más pequeña que todos, y supongo que en parte por eso también me sentí tan bien tratada y tan bien acogida en un ambiente que no era el mio, una ciudad que no era la mia y un idioma que recién empezaba a entender.
Pere era el camarero que Inés y Edu tenían, al principio tenían a otro pero se marchó a vivir a Londres poco después de llegar yo. Pere fue siempre super cariñoso también, me acuerdO que sobre las 22 o las 23 salía de "nuestro" bar y me iba a LP a pedir que me hicieran algo de cena. Algunas veces me quedaba ahí un rato mientras esperaba y otras me volvía al bar mientras me la preparaban. Casi siempre me la traía Pere todo sonriente al ratito en lugar de darme una voz desde la terraza cuando salía a las mesas. Muchos ratos que estaba cansada o aburrida o harta de la música del bar me iba a LP a hablar un rato con el Edu y el Pere. Me sentaba en la barra y me despejaba un rato del ruido y el humo de nuestro bar a la par que me enteraba de algún que otro cotilleo del barrio, para qué mentir.
Luego por la noche, a las 24, cuando ellos cerraban LP, los tres se venían al PN a tomarse una copilla hasta la 1 que era la hora a la que cerrábamos nosotros entre semana, y luego nos íbamos los 5 al otro pub, LT, que hacía un horario más.....alegal XDD por decirlo de alguna manera.
En LT nos podíamos pasar hasta las 4 tranquilamente, tomando cervezas y acompañados por la fauna más extraña del barrio... era ese tipo de garito que no se sabe por qué, atrae a la gente más rara y variopinta de los alrededores... como las lesbianas adolescentes, el wanadoo, la familia numerosa de la Noe. Molaba todo ese sitio... había un humo que te hacía querer arrancarte los ojos y para ir al baño había que subir dos tramos de escaleras, lo cual era muy complicado algunas veces dependiendo de la hora y el alcohol ingerido, pero la música era genial, para entrar después de la 1 había que llamar a un telefonillo y el camarero bajaba a abrirte si te conocían medianamente, aunque si sabías a donde llamar se sobreentendía que así era :D .
La gente era divertidísima y siempre me daba mucha pena cuando sonaba el tema de Los Rodriguez con el que nos echaba a la calle siempre. Esa canción significaba " Ale, que ya es hora, a la puta calle todo el mundo " y todo el mundo lo sabía y cuando sonaba todos recogían o se recogían y se piraban escaleras abajo como buenamente podían.
Echo mucho de menos a toda esa gente, al Edu, a Inés, a Pere, a Carme, a la Noe su séquito familiar, incluso del camarero kosovar de LT me acuerdo a veces.
Echo de menos pasarme las horas en el PN con mi novio, sentada encima de la nevera y fumando grátis, tomando alguna copilla y escuchando música.
Echo mucho de menos esa época, y bajar andando a casa desde el bar porque estaba solo a 5 minutos, y sin sufrir por los gastos, ni las facturas, ni nada de nada... sólo esperar al día siguiente para seguir pansándolo bien.

10 comentarios:

JOAKO dijo...

casi todos hemos pasado alguna vez por una época dorada como la que describes...¡aaay!

David dijo...

No te olvides del jóven padawan

Wen dijo...

Joako, afortunadamente, verdad? :) un abrazo

David, juas, el padawan fue ya muy al final... ya ni me acordaba de el jajaja

Belén dijo...

Todos tenemos la nuestra, wen.. la tuya me parece muy chula!!

Besicos

Odiseo de Saturnalia dijo...

¿Y por qué no habrá épocas mejores que las doradas? Seguro que esas le quitarán el brillo a la primera.

Wen dijo...

Belén, ya me imagino, sí. Un besote reina :)

Odiseo, mejores puede ser, pero nunca iguales. Cada época es única, una vez pasada es imposible repetir, para lo bueno y para lo malo :)

Expediente X dijo...

Cada etapa, Wen, es un Expediente X a desvelar, ¿digo yo? jeje!! y tú hoy nos has desvelado una >_-

AdR dijo...

Ahora prácticamente nada es gratis. Mira, que me he quedado con la intriga de cómo serían esas bravas...
y con ella me voy a quedar pa siempre, oye :)

Besos

Rick dijo...

Muy bueno lo del camarero kosovar, muy exótico. El tono general de su escrito me recuerda a una canción que Amaral en la que también se lamentaba de esa feliz época perdida, la juventud sin preocupaciones. Pero en fin, digo yo que todas las fases de la vida tienen su encanto, ¿no?

Wen dijo...

X, pues sí, algo sí he desvelado, si :)

AdR, con la duda de cómo hacerlas llevo yo años XD

Rick, jajajaja te parece exótico un camarero kosovar?? Sino su encanto al menos sus características inconfundibles, sip :)

Besos a los tres :)

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket