miércoles, 18 de mayo de 2011

ZOMBIE

miércoles, 18 de mayo de 2011
De hoy ya no podía pasar, que hace una semana de la última entrada y me estaba dando ya vergüenza torera ( aunque dudo yo que la gentuza esa sienta nada por dentro, pero bueno ). Podría decir que publiqué algo el otro día y con la caída de Blogger se borró pero sería falso así que además de ser una vaga sería una vaga mentirosa...y eso está muy feo.
No sé qué me pasa últimamente que me muero de sueño. Sea cual sea la hora a la que me acueste me paso el día siguiente medio zombie y quedándome frita cada vez que me siento. No duermo pocas horas, normalmente me acuesto sobre las 24:00 ( o eso intento ) y me levanto a las 7:30. Pero es que si me acuesto a las 11:30 me pasa igual, y antes no me puedo acostar, que llego a casa a las 21:30... y entre ducharme y cenar prácticamente se hacen las 23:00. De todos modos creo que no tiene que ver con la hora a la que me acuesto sino con la hora a la que me levanto, levantarme a las 7:30 me mata, de verdad. Los fines de semana, me acueste a la hora que me acueste normalmente me despierto a las 8:30 o así y tan fresca, lo que pasa es que me quedo en la cama, claro, pero me despierto sola sin despertador ni nada. Es una situación que no tiene solución porque puedo cambiar la hora de acostarme pero no la de levantarme así que veo mi futuro próximo convertida en un zombie que no hace otra cosa que bostezar y dormirse por las esquinas. Qué triste.
Justo ayer en un momento de auto-consciencia zombie pensaba en lo que me gustaría ir al Parque de atracciones de Madrid (que es el más chulo que hay en el mundo entero para quien no lo sepa ), pero en plan como iba antes; calcomanía en la mano y a subir en todos lados!! Menos en las Sillas Voladoras claro. Las Sillas Voladoras deberían estar prohibidas por la OMS hace décadas ya.... subirse ahí y echar hasta el desayuno es todo uno.... la gente se baja con un insalubre color amarillento en la cara y dando tumbos hasta que se deshacen por completo de todo lo que han comido los dos últimos días. Yo me subí una vez, una sola, y no me olvidaré en la vida, quería morirme. Vamos, que estando ahí me dicen pulsa este botón y te mueres y no me lo hubiera pensado un segundo. Yo creo que sólo las personas de otro planeta aguantan el tipo en las sillas voladoras, y debe ser porque tienen el estómago diferente.. o mejorado, como con una compuerta de seguridad o algo así no sé... el caso es que si veis a alguien subir ahí y bajar tan pichi, desconfiad, ese no es de Guadalajara como había dicho...es de mucho más lejos!
Tras la vomitona lo mejor es reponerse comiéndose un sándwich de nocilla en La Jungla, o si te quieres despabilar pero bien, en El Aserradero o Los Rápidos y así además de despejado sales duchadito y limpito.
Y después, aseado y con un buen pico de azúcar en vena, a las que más molan , el Top-Spin , La Lanzadera, La Máquina, El Tornado.... Y ahí a repetir y repetir y repetir hasta las piernas ya te vayan fallando y los ojos se te nublen un poco. Ese suele ser el momento de parar para comerse un bocata o dos ( según necesidades ) y después darse otro paseo en La Jungla o en el Tren Elevado o en cualquier chorrada de estas de vagonetas como la Cueva de las Trántulas o algo así.
Lo cierto es que el Parque de Atracciones no es lugar para una zombie en mi estado, no. Se necesita mucha energía para disfrutarlo de verdad.
Ahora que lo pienso, seguro que hay un montón de atracciones nuevas desde que no voy... igual ya ni dejan meter bocatas ni cosas de esas. Bocatas fijo que no, pero extraterrestres bien que dejan pasar...para dejarnos en ridículo a los oriundos, si.

En fin, es un misterio cómo he acabado hablando de esto cuando yo de lo que quería hablar era de " que tengo mucho sueño, jo " pero bueno, ahí queda, para los que no conocieran tan bello y ameno paraje.
Me ha recordado un poco a un cuento del Naúfrago de hace un par de años, que se desarrollaba íntegramente en el Parque de Atracciones. Era divertidísimo, de un niño que se pierde en el parque de atracciones y se queda ahí a vivir. Podéis leerlo si queréis pinchando aquí, está en tres partes.

Llegados a este punto voy a ir a ver si desayuno algo, que ya que he invertido mi horita extra de sueño por la mañana en escribir esta abominación sin forma ni sentido, al menos me merezco un buen café con leche, calentito.

9 comentarios:

El Litos dijo...

Mi atracción prohibida era el barco pirata. Bajarme de ahí y vomitar era todo una sola acción.

Joe, hace años que no voy al parque.

/ \

Wen dijo...

Litos, el Barco Pirata tiene truco, si te sientas atrás del todo o te metes en las jaulas la vomitona está casi garantizada.. aunque a veces cerrando los ojos y entonando OHM es evitable... pero si te sientas en las primeras filas el estómago sólo te sube hasta el tercero, no hasta el quinto :D
Luego estaba también La Alfombra Voladora que era un poco cabrona ahora que me acuerdo.
Podíamos hacer una quedada bloguera en el Parque :D Molaría

Sonámbulo dijo...

Buf... yo soy tan cagueta para las atracciones y tengo además tanto vértigo que no me montaría en nada. No es el miedo a que pueda descacharrarse, sino la sensación de aceleración, que me puede. Lo gracioso del asunto es que he estado en Port Aventura y Terra Mítica, en el primero con mis padres y en el segundo con mis amigos. Ellos subiéndose a las cosas y yo abajo esperando XD

He mirado el plano que nos has dejado (me gustan los planos de los parques de atracciones, eso si, como también ir descubriendo los distintos ''mundos'' de Port Aventura y Terra mítica). Yo estuve en ese parque de crío, con mis padres, y solo recuerdo la casa de los espejos (no recuerdo cómo se llamaba, claro). No la he visto en el mapa, ¿la han quitado?

Y por supuesto, amo las 'casas del terror' de las ferias y parques. A la de Madrid no fui porque, o bien aún no existía, o bien era pequeño para meterme (estaba en preescolar).

¡Un saludo, zombie!

Niño Gusano dijo...

Pues que aproveche 8)

Rick dijo...

Jesús. Aún me acuerdo de casi todos esos nombres, cuando mis hijas eran pequeñas: dos días hubo que estar allí, para que se quedasen saciadas. Yo en cambio nunca he sido muy aficionado a este tipo de artefactos, pero en fin... hay gustos para todo.
Lo que no entiendo es que, con tanto ajetreo, te quedes dormida por las esquinas. O sí: tal vez sea a causa del esfuerzo.

Wen dijo...

Sonámbulo, jo, pues a mi esa sensación me encanta, es lo que más mola de todo :D

Niño Gusano, gracias

Rick, me parece que no se ha enterado vd muy bien...porque no he dicho que en el parque de atracciones me quede dormida sino todo lo contrario :)
Dos días en el parque me parece sanísimo, sip :)

Rick dijo...

Pues eso digo, que después del ajetreo (o sea, al salir del parque), caerás como un tronco.

Carlos Añejo dijo...

Gracias por enlazar mi cuento, Wen.

Wen dijo...

Rick, me recuerda Vd a veces a mi padre :)

Carlos, a ti por escribirlo.

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket