martes, 12 de julio de 2011

VARIOS DEL 12 DE JULIO DE 2011

martes, 12 de julio de 2011
Tengo una sensación rara, cataclísmica, como si estuviera viviendo el principio del fin del mundo. Si mañana saliera a la calle y llovieran ranas seguramente ni me inmutaría.

A todos estos políticos que están destruyendo este país, vendiéndolo e intentando sacar tajada de la miseria y la estafa habría que juzgarlos por apátridas, expropiarles todos sus bienes y deportarlos.

En 4 días cojo vacaciones. No, no me voy a ningún lado, no está el bolsillo para fiestas.

He ido haciendo fotos estos dos últimos meses con la intención de ponerlas aquí como siempre, y simplemente no he encontrado el momento. Hay fotos de actividades, de amigos, de mi perrita, de comidas, de sitios.... y ya hay tanto atraso que no creo que lleguen a ver la luz en este blog.

El otro día recogí los resultados de una eco abdominal que me hice en Febrero y las fotos de mi interior son bien raras... los médicos verán órganos en buen estado pero yo he visto un pez, un demonio y como un martillo. Mis propias caras de Bélmez.

Tengo un par de cosas en mi vida tan sumamente bonitas y especiales que simplemente no me lo puedo creer. Casi me hace sentir mal cuando me quejo por no poder irme de vacaciones o por cosas así...

Creo que va a llegar un momento en el que voy a tener que tomar una decisión importante, y me pregunto si seré lo suficientemente fuerte y determinada como para hacer lo que tenga que hacer.

Las últimas semanas he querido "morirme ya" en varias ocasiones. Es un pensamiento muy recurrente que tengo últimamente y que hasta hace poco más de un año, jamás había tenido. No sé qué es lo que ha cambiado, pero hay algo ahí, sin duda.

Me he pasado casi toda la vida quejándome de las injusticias, del mundo, de la política, de la prensa, de montones de cosas...y ahora que finalmente me he puesto a hacer cosas de verdad para luchar contra todo eso me siento más estafada, indignada y cabreada que nunca.
Asándome al sol a las 14 de la tarde en una asamblea discutiendo la privatización de los servicios públicos veo a la gente abarrotando terrazas y bebiendo cerveza y pienso dos cosas.... que estamos perdidos y que la ignorancia es la felicidad.

Siempre he sido súper tolerante pero me cuesta cada vez más aceptar a la gente que decide no hacer nada y vivir sus vidas sin ensuciarse ni implicarse. Que te eduquen para luchar y terminar viendo que quienes lo hicieron no mueven un dedo por nada que no sea ellos mismos me está provocando una crisis de identidad de las chungas. Estoy con los ánimos alterados y en reserva de paciencia. Debería colgarme al cuello un cartel de KEEP OUT

Lo que me gusta mucho es tumbarme a acariciar a mi perra, o estar en la piscina bajo el sol, con la pequeña Iris chapoteando y poniendo caras raras, o acurrucarme con David en la cama por la noche, o beber agua fría con limón. Esas cosas me gustan mucho.

Me dijeron dos cosas preciosas la semana pasada. Las tengo las dos guardadas, por si me olvido.

Hacía mucho que no escribía varios y han quedado ligeramente monotemáticos....pero ahí quedan

9 comentarios:

Sonámbulo dijo...

Hay veces - sobre todo cuando uno se implica en algún asunto - que la indignación se vuelca sobre los que no ven el problema tanto como nosotros, y entonces nos hacemos menos tolerantes. Yo creo que hay que tener cuidado con eso, sé que no es fácil, pero la tolerancia es una virtud. Hay un camino intermedio entre la apatía y el fanatismo.

Dr. Espinosa dijo...

Para un nuevo viajero es casi un regalo encontrarse con una entrada como esta, puen en ella se refleja el autor del blog en pequeños retazos, en trocitos de sí mismo pero que más o menos permiten ver parte del resultado.

No desee morirse ya, no desee morirse nunca, que la vida es lo único seguro que tiene. Siga disfrutando del sol, del agua de la piscina y los gestos del infante.

Y no se preocupe tampoco por su interior, quien dijo eso de que la belleza está en el interior era sin duda poeta, no médico.

Wen dijo...

Raúl, lo sé, yo siempre he transitado ese camino...pero últimamente no soy capaz de encontrarlo.. Y no es que desprecie o increpe a las personas de las que hablo..pero me dan rabia y no siento por ellas ningún respeto en el fondo. Ya se me pasará y volveré a mi ser. O no, vaya vd a saber.
Un beso majo :)

Dr. Espinosa, Pues yo opino que no hay nada seguro y menos aun la vida...eso sí, tengo intención, de momento, de seguir disfrutando de los pequeños placeres que encuentro en la mía, sí. Con respecto a mi interior, mientras continúe sano puede tener el aspecto que le plazca :)
Muchas gracias por su visita y por su comentario, espero verle pronto de nuevo

Rick dijo...

Qué manía con morirse... pero bueno, ya se le irá pasando: la edad es madurez, si se aprende de los errores. Ah, y la ignorancia no es la felicidad: es el aborregamiento, y de eso por desgracia hay mucho.

Belén dijo...

La historia la escribe precisamente los que se mueven, los que toman cervezas sin inmutarse son los que la estudian...

Besicos

Wen dijo...

Rick, pues no sé yo....y qué tiene que ver la madurez con querer o no querer morirse? XDD ( me ha hecho mucha gracia lo de " qué manía con morirse " jajaja ) Un beso oiga :)

Belén, es posible pero no sé por qué eso no me consuela nada... :)
Un beso guapa, gracias por pasarte

Jorge Arbenz dijo...

Que la gente haya optado por la apatía como medio para alcanzar la felicidad, ha provocado el terremoto político y económico que nos toca vivir.
Besos.

Wen dijo...

Jorge, evidentemente es uno de los principales motivos... esperemos conseguir cambiar eso en breve. Yo tengo mis dudas...pero hay que intentarlo

David dijo...

Eiii que yo bebo cerveza... y sacaba buenas notas en historia!!!! ojo ojo ojo

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket