miércoles, 22 de agosto de 2007

REBELLION

miércoles, 22 de agosto de 2007
Iba a decir que éste era el verano mas raro de mi vida, pero pensando el ganador sigue siendo el verano de mis 19 años sin duda. El verano que conozca a Hugh Laurie, me declare su amor y me lleve en un barco por ahí desbancará al del 2ooo sin duda, pero hasta entonces puedo decir que este es el segundo verano más raro de mi vida.
Para ayudar a crear este clima tan raro que me envuelve está haciendo un tiempo rarísimo. Hace bastante fresco, más bien diría frío estos días. Las máximas son de 23 grados y las mínimas de 7... vamos un tiempo poco piscinero. Parece que es en toda España y que no es un complot planetario contra mi persona, pero aún así ando con la mosca detrás de la oreja ( menuda expresión más horrenda por cierto).
Fruto del extraño verano del 2ooo arrastro una ligera manía persecutoria y un complejo de víctima que me hace pensar que el mundo se alió en mi contra en aquel momento.
He oído muchas veces que los fenómenos estos paranormales pueden ser provocados de modo inconsciente por las personas afectadas por los mismos. Es una teoría interesante y empiezo a pensar que muchas de las pequeñas "desgracias" que nos ocurren pueden estar en parte provocadas por nosotros mismos. En mi caso es más que evidente. Si no te quieres quemar no metas la mano en el fuego, no? Pues no, yo la meto, la remeto y cuando me quemo me indigno y perjuro a los 4 vientos que es una especie de conspiración cósmica. Dicho así suena ridículo, pero es que yo soy bastante ridícula.
Una pequeña etapa se ha cerrado hoy y tengo que decir que de un modo más civilizado de lo que esperaba. Hace años me habría indignado por esta situación y me hubiera mosqueado con la otra persona implicada. Pero se ve que los años pasan para todos y su simple acumulación produce cambios mas o menos importantes. La otra explicación es que ya paso bastante de todo y todos. Pero no porque esté hasta las narices ( que sería un motivo totalmente lícito por otro lado), sino porque observando a mi alrededor me he dado cuenta de que nada tiene mucha importancia. Que le damos un valor totalmente desmedido a la vida, sobre todo a la nuestra propia y total en cualquier momento la diñamos y se acabó lo que se daba.
Creo que es un poco por esto que reclamo mi derecho a hacer lo que me de la gana aunque parezca extravagante o raro, reclamo mi derecho a no regirme por las convenciones que otros han creado sin preguntarme, reclamo mi derecho a estar triste cuando me de la gana y alegre cuando lo sienta aunque no sea lo conveniente en cada momento, a no tener que finjir nada nunca, a no ser precavida ni prudente, a seguir siendo toda la vida igual de impulsiva e irresponsable que el dichoso verano del 2ooo, a intentar vivir siendo lo mas fiel a mi misma que pueda y a no conformarme jamás.
Ya ni me acuerdo a qué venía todo esto, es lo que tiene desvariar.
Bueno a día de hoy se puede decir que solo ando metida en un par de lios y de categoría menor. Después de la clausura de la pequeña etapa me refiero, ese lío era algo más preocupante pero finalmente lo he resuelto con bastante mano izquierda.
Yo es que sin problemas no se vivir, soy una especie de adicta a las situaciones comprometidas. No soy adicta a muchas cosas, cada uno tiene sus historias,no?
En fin, que dejando a un lado el tema climátológico y tal, sigo en la misma época extraña. Me pregunto cómo y cuándo terminará... Me pregunto más el cómo que el cuándo.
Todo esto es como uno de esos sueños raros raros en lo que nada tiene sentido y todo es extremadamente surrealista.
Bueno, yo a lo mio.

6 comentarios:

Javiruli dijo...

Antes que nada, darte las gracias por poner a los miliamperios en tu lista de links. Ahora me voy a leer tu entrada... :-P.

David dijo...

La teoria conspiratoria... judeo-masónica para más señas... es muy vieja y desgastada :).
Las cosas pasan, y cada uno se hace su destino, algunos somos más arriesgados para unas cosas otros para otras.
Lo importante es una vez metida la pata...no cargar las culpas a los demás sino asumir nuestro propio grado de estupidez.
Es bonito estar en casa, viviendo del cuento y quejarse de que no le dan oportunidades a uno...pero es que lo que hay que hacer es salir. Seguro que te mola tu rollo negativo...menos cuando se te pone delante otro vago-negativo, entonces te exasperas y te pones de los nervios. Espero que eso sea indicativo de que tú no quieres acabar siendo como esa otra persona y que esa negatividad tuya es parte de tu caracter y que en cuanto hace falta que des el callo lo das.
Por cierto, haces muy bien todas las tareas de llevar la casa. Es una gozada llegar y solo pensar en una cervecita y hacer la cena :P

TQ

Alfman dijo...

Firmo en tu ibro de apoyo a la revolución de todo lo cotidiano, a la significación de lo universalmente inevitable y al juego de la ideación fantástica constante, así el mundo, si a veces no es divertido desde luego se hace más interesante, abrazo...

Trasto dijo...

No sé Wen...
Una vez leí en algún sitio que no hay ningún problema que no te aporte un don.
Si buscamos los problemas es porque necesitamos sus dones.

Petonets

Lae dijo...

Realmente tu post me ha hecho reflexionar. Conspiraciones astrales, destino....
Me ha encantado el trozo donde dices que reclamas tu derecho a no regirte por las convenciones creadas, a poder estar alegre o triste según te sientas aunque en ese momento "no proceda"...
Aunque creo que estas hecha un lío (y es solo una percepción mia según lo que he ido leyendo estos meses y no tengo ningún derecho a juzgar ni es mi intención) me encanta tu filosofia de vida, es como un vive y deja vivir.Creo que eres una persona muy empática, una cualidad que mucha gente ni conoce y que muy pocos aplican.

SAludos Miliampéricos!!

Viguetana dijo...

¡Ay, reina!
:)
Pues claro que sí. Cada uno debe vivir a su manera. Y yo sí creo que cada uno se labra su propio camino. O al menos, la interpretación de ese camino. Lo que unos ven como una desgracia, puede no serlo para otros, sencillamente porque lo relativizan y lo valoran desde una perspectiva mucho más amplia.

Me gusta la gente que toma las riendas de su vida, sus equivocaciones, sus desvaríos y sus sueños surrealistas.

¡Viva tú y tu circunstancia!
Petons

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket