domingo, 4 de noviembre de 2007

OLVIDO Vs RECUERDOS

domingo, 4 de noviembre de 2007

La postura a la que te fuerza el tener las manos atadas a los tobillos puede que sea una de las más incómodas del mundo.
Absolutamente todo tu cuerpo se pone en tensión, los muslos porque intentas no vencerte hacia delante, la tripa porque intentas estar mediánamente erguida, la espalda que soporta tb el trabajo que la tripa no puede hacer solo, el cuello que tira un poco de todo tu cuerpo hacia arriba.... Todo se pone tan rígido que casi podrían pincharte y no darte ni cuenta.
Y después es peor, las agujetas y los dolores al día siguiente son lo peor. Los brazos y las piernas te duelen como si hubieras corrido la maratón de NY, la tripa pincha solo con estornudar o toser como si te hubieras pasado toda la maratón de NY haciendo abdominales, apenas puedes agacharte porque la espalda y los riñones te matan como si te hubieras pasado la maratón de NY recogiendo piedrecitas por el camino, y el cuello...uffff, eso pasa por andar mirando a todos lados mientras corres una maratón en NY...
Lo conveniente es ibuprofeno cada 4 horas.
Aunque hayan pasado años de esos dolores, ayer algo me hizo recordarlos y casi revivirlos de un modo un tanto cruel.
Pese a lo que digan algunos hay cosas que nunca se olvidan, o no quieren olvidarse.
Posiblemente la mayoria de la gente no haya tenido nunca las manos atadas a los tobillos y no tengan por qué saberlo.
Tenía una profesora de química que siempre se iba por las ramas en todas las explicaciones,me sacaba de quicio, y cuando yo le decía:
" Mar, y esto que tiene que ver con...?", ella toda digna me espetaba:
" Cultura gral Sarai, cultura gral"
Pues bueno mujer... vale.

18 comentarios:

Alfman dijo...

esta claro que no hay nada más molesto y a veces más doloroso que ciertas ataduras de las que no podemos librarnos...
besos

wen dijo...

Uf, ya te digo, sobre todo cuando eres tu mismo el que te autosaboteas para no librarte de ellas y no entiendes ni por qué lo haces. Te peleas contigo mismo, te enfadas, te castigas y todo sigue igual. Qué difícil...
Un besote Alfman.

mgqeaol dijo...

Si es que hay profesoras de química que más valía que se quedaran en su casa descansando.
En cuanto a las ataduras, las más fuertes las que uno mismo se pone está claro. Besitos

Belén dijo...

Eso aprenderás a olvidarlo poco apoco querida amiga, ya verás como si :)

Besos!!!!!

banderas dijo...

No sé si soy tonto porque no he entendido ni jota o si no soy tonto y prefiero hacerme el idem que no se quiere enterar de nada. Me asustan esos jueguecitos macabros. No me gusta ni una miaja el dolor... y menos el ajeno, que el mío ya lo soporto yo. En cualquier caso mejor estar libre y suelto cual pajarillo e irse por los cerros de Úbeda.

Bicos, ¡criatura! ;-)

Marilú... dijo...

te va bien, yo tengo una maestra de química que cada que quiere que entiendas algo, va y te toma de la cabeza o bien.. te señala a ver sus ojos. .ja!

bonito blog xD

Mariano dijo...

El primer paso para olvidar es recordar. Así que vas por buen camino. Aunque el camino que te espera será como la maratón de NY haciendo el pino y más de una vez sientas que vas marcha atrás.
Besitos/azos zurdos para vos.

Viguetana dijo...

Pues que que no me entere yo que se repiten esas ataduras o que las revives, ¡eh!

Y a la de química, pues eso.

Un besote, hermosa.
:)

Inquina Colectiva dijo...

Siempre dije que correr es de cobardes... va de esto el comentario no?? :)

Luni dijo...

Noooooooo me hables que estoy malisiissisiisma. solo queria decirte que antes de ayer me tragué goonies por millonesima vez tirada en el sofa con kikos de queso Y AJO!!!

przzzzzzzzzzz
Ahora me voy a dormir
Muám

La interrogación dijo...

Pues yo te lo digo. Parece que no pero es que sí. Y eso que nunca me han atado las manos a los tobillos pero me han rajado de arriba a abajo y ya lo voy olvidando.

Besos guapetona.

Clandestino dijo...

Besos Wen.

vitruvia dijo...

Copio a Clandestino. Besos Wen.

Angel dijo...

Dicen que la sensación de algun dolor muy fuerte nunca se olvida, pero bueno eso dicen...

Desesperada dijo...

quizá las ataduras nos duelen según quién nos las anude. no lo sé. nunca me he visto, creo, en una situación así. bicos.

David dijo...

Esto es complicado, por muchas implicaciones, pero bueno... hay veces, wen, que si probaras a atarte los zapatos de uno en uno y sentadita, verias que luego podrias erguirte como todo el mundo y andar!!!!
Si es que querer hacer todo sin leerse las instrucciones primero...pues pasa lo que pasa.

Rodros dijo...

Te leo. Me callo.
Besos

Trasto dijo...

Vete por las ramas si quieres, como tu profa de quimica.
No hay nada de malo en ello...
pero que nadie decida por tí si vas con los pies atados a las muñecas...

Besos, linda.

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket