domingo, 7 de febrero de 2010

LA PASIÓN

domingo, 7 de febrero de 2010

La pasión goza de una buena fama que no termino yo de entender. Se habla de ella en todas partes como si fuera el cúlmen, lo más, lo mejor... y es un veneno.
Una misma cosa puede ser vista de infinitos modos diferentes, depende sólo del observador y principalmente de su experiencia previa, que es lo que condiciona las opiniones de cada persona de un modo decisivo. Supongo que hasta aquí estaremos todo de acuerdo, son un cúmulo de obviedades al fin y al cabo. Lo que quiero dejar claro llegados a este punto es que lo que expreso es mi pura, personal y particular impresión de algo que soy consciente que cada persona vive de un modo diferente.
Aclarado este punto y para ser del todo honesta conmigo misma, tengo que decir que a pesar de mi experiencia personal, si tuviese la oportunidad de empezar desde el principio y cambiar las cosas que he hecho para verme libre hoy día de las secuelas de la llamada pasión, no lo haría. Jamás. Y no lo haría únicamente porque siento que cada experiencia que he vivido y del modo en que lo he hecho, configuran la persona que soy hoy en día y me permiten por ejemplo, escribir esto.
Creo que el término pasión es complejo, y que cada persona tiene una idea diferente del mismo. Es un poco como la palabra amor. Yo no creo que cada persona ame de un modo diferente, creo que cada persona nombra de modo diferente a una misma cosa, y claro, se hace complicado entender a veces, o distinguir, pues lo mismo con la pasión.
Por eso por ejemplo, yo no comprendo cómo goza de tan buena fama, un sentimiento o deseo tan intenso que te consume por completo y te deja reducido al más puro instinto, a lo más básico.
La pasión es una especie de ácido sulfúrico emocional. Despojada de todo cariño o amor, te quema, te come y te consume por completo. En esos momentos apasionados, en los que parece que dejamos el cerebro en la mesita de noche y te entregas en cuerpo y alma a la persona que es capaz de extraerte de tí mismo, en esos momentos dejas de ser tú. Verse a uno mismo despojado del quién y reducido al puro qué, como un amasijo de carne, huesos, calor, etc puede ser en parte liberador, casi diría anti gravitatorio, pero marca muy profundamente y es posible que pases el resto de tu vida anhelando esos momentos en los que ni siquiera eras tú.
Yo no sé hasta qué punto es fácil o no, encontrarse en la vida con alguien que es capaz de extraer de tí lo que en realidad eres, no quién eres ( insisto en esto , pero es que no es lo mismo ), sino qué.... no siempre gusta. A veces, cuando ves lo que eres no te gusta y aunque intentas obviarlo conscientemente, la visión inconsciente ya ha quedado grabada a fuego en tu cerebro. Conviene darle una vuelta a esta visión de vez en cuando, porque puede no ser tan mala como a uno le parece en principio, aun así, insisto, el susto no te lo quita nadie.
Lo que es indiscutible, es que una vez has estado en ese lugar, una vez has sido eso, te pasas el resto de la vida ansiando desesperadamente volver allí, y no siempre es posible, porque en gran medida ni siquiera depende de tí. Eso genera frustraciones, ansiedad, problemas , e infinitas pequeñas cosas no siempre perceptibles con facilidad.
De todos modos, uno siempre puede consolarse, o calmarse pensando que este tipo de relaciones, las apasionadas de verdad, son muy dañinas, no hay por qué engañarse. Tienen un final, un final más temprano que tarde, y puede ser por dos motivos:
1- Externos. Que acabe como consecuencia de algo externo a ambas partes. En estos casos uno idealiza tanto la relación que nada para el/ella podrá volver a ser igual.
2.Internos, Por puro agotamiento de cualquiera de los dos ( tres, o los que sean ), implicados. En ese caso, el dolor y la pura amargura serán siempre recordados, para toda la vida.
Sea como sea, estas relaciones no acaban bien, jamás, porque son absolutamente insostenibles e inhumanas.
Por eso, ante la reiterada pregunta de qué es mejor, el amor o la pasión.... el amor..... sin ninguna duda el amor. El amor no tiene sustituto ni comparación.
Evidentemente, para esta opinión es necesario haber conocido el amor, y la pasión, pero los de verdad, no los estúpidos que muestran las películas o algunos libros.
Claro que, es sólo mi opinión.

PD: Lamento los posibles errores, no me da tiempo a repasar el texto.

19 comentarios:

Subterráneo dijo...

La pasíon es fugaz, el amor puede ser duradero.
La pasión es un furor sin mucho razonamiento: aquí te pìllo, aqeuí te mato.
No es que la pasión sea mala o buena: es, incluso, una opción de vida. El amor es mucho más gratificante, a la larga. Pero, hablando mal y pronto, un polvo es un polvo: así lo ve gran parte de la sociedad actual, sin tiempo para ternuras, sin ganas de implicación, con miedo a mostrarse completamente al otro.
El amor, tal y como va la vida hoy en día, es un lujo. Y como decía mi amado Ian Anderson, "estamos preparados para lo medio, no para lo excepcional".
No te pongas tan seria, Wendy, que la seriedad no se lleva.

Belén dijo...

No sé, para mi la pasión es algoque quieres hacer con muchísimas ganas,pero en ningún momento me pierdo... menuda soy yo :)

Besicos

Wen dijo...

Subterráneo, no me pongo nada seria, que va. Es que me desperté el otro día con ideas sueltas obre esto en la cabeza, las escribí en una libreta y quería unirlas un poquito, nada más.

Belén, yo normalmente tb me controlo a la perfección.. pero hay quien sabe....desnudarte malamente sin que te des ni cuenta. En fin, que ojalá nunca te encuentres con ninguno de estos :)

Lucía dijo...

Estoy más con la teoría de la pasión de Belén, esa de que es entregarte en las cosas que haces.

En cuanto a tu definición... ¡plas, plas, plas! (aplausos). Aunque difiero en una cosa, no creo que sea mala, no creo que sea perjudicial si la entiendes como lo que es, un dejarse ir, un entregarse, un darse por entero brutal, un derroche de adrenalina que, evidentemente, no puedes convertir en la meta de tu vida, ni querer que sea para siempre. Creo que son sólo momentos puntuales y, aunque puede comerte por dentro (y a mí estuvo a punto de hacerlo), no cambiaría lo que viví, no porque fuera fantástico, sino porque, como bien dices, si no hubiera vivido aquello, ahora no sería como soy.

Pedazo ladrillo que te he soltado!

Besitos!

Wen dijo...

Luci, ahí justo es donde hay una diferencia, en el " si lo entiendes como tal " Bien puntualizado :)
besos

AdR dijo...

Yo creo que ambos, pasión y amor, nacen del mismo fuego. Y al final, como todo fuego, tienden a desaparecer, uno antes que el otro, o a la vez.

Besitos.

Javier Portales dijo...

Muy interesante lo que comentas. Yo creo que el amor siempre es fruto de la pasión, que primero pasas por la fase más encendida y luego la cosa se relaja.

Puede haber pasiones que se agotan en si mismas y luego no llegan a nada más, como tu señalas, pero en varias ocasiones la pasión es como un manantial del que sale el río al que llamamos amor.

Y sí, la pasión siempre saca lo más extremo de nosotros, a veces para bien y otras para mal.

Wen dijo...

Adr, yo creo que poco tienen que ver, por no decir nada, pero vamos, que es mi opinión XD

Javier, personalmente creo que eso es un topicazo, eso de que al ppio es pasión, luego e acaba y pasa a ser amor..... en fin, yo opino que la pasión es pasión y el amor amor, y que son dos cosas diferentes y separadas.... pero como decía , es una opinión propia :)

Ah, y el amor no se acaba, nunca se acaba :) Puede trasnformarse, pero jamás acabarse.

Carlos Añejo dijo...

La pasión está bien, pero a mí me gustó más Apocalypto.

Perdón, perdón...

Wen dijo...

Carlos, pues a mí después de ver la pasión... no me han quedado ganas de ver apocalypto XDDDD qué horror

Wen dijo...

Ah...... te perdono :)

Irreverens dijo...

Aquí una ex-adicta a la pasión...
:)

A mí me parece que lo más importante es ser muy consciente de dónde estamos en cada momento.

De todos modos estoy de acuerdo contigo en que la pasión desatada puede llegar a hacer muchísimo daño. Mientras que el amor bien entendido, no.

Y en estos momentos, también me quedo con el amor.

tatiana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu página.
Un beso
tatiana.
tajuancha@gmail.com

superfectocaballerobritanico dijo...

joder, ¡¡vaya minitratado!!

Wen dijo...

Irre, te digo como a luci, lo de ser consciente es cierto que it's the point. Lo malo es que de eso te das cuenta después :)

tatiana, no sé qué decirte la verdad XD me daré una buelta por tu site. Muchas gracias, :)

SPCB, minitratado dice XDDD Es un breve resumen de mi opinión personal :)

estilografic.blog dijo...

En general, creo que entiendo lo que quieres expresar y que tienes mucha razón. No obstante, yo prefiero ver las cosas como en la recetas de cocina, que hay varios ingredientes, algunos más suaves, otros más picantes, y que lo ideal es saber mezclarlos y equilibrarlos en su justa medida. Y a veces es bueno que haya un poquito de todo, ¿no? Lo malo es cuando se nos va la mano en uno, y más si es en el picante, claro.

En fin, yo es que no soy muy bueno en la cocina.

Wen dijo...

Estili, No, si lo que dices tú sería lo ideal.... pero al final... no es fácil llegar a ese equilibrio.... en fins... Invítame a un cafetito hombre ! :)

JuanMa dijo...

Creo que nunca he pasado por ahí. No me he salido de mí ni he perdido el control de esa manera que dices, así que no puedo opinar ;-)

(Mira que soy soso, ¿no? :P).

Un beso.

JOAKO dijo...

De mis amores ha quedado resto en mi, de mis pasiones...solo alguna paja con el recurdo de aquellas pasiones intensas y destructivas, yo soy así, siempre que he tenido un amor pasión ha acabado como el rosario de la aurora.

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket