miércoles, 5 de mayo de 2010

LA PIAZZA

miércoles, 5 de mayo de 2010
Echo de menos las noches con Jandro en el curro, fumando porros y viendo Salsa Rosa mientras acabábamos con las sobras de la tienda, bebíamos cerveza del grifo y hacíamos el gañan.

No echo de menos inflar 90 globos con helio y atarlos cada uno a un cordoncito y a una silla.

Echo de menos a Jorge, a Sara, a Marta, a Juan Luis, a Jandro, a Ana y a Nacho diciéndonos que no nos sacudiéramos la harina en el culo del pantalón que parecía que nos metían mano.

No echo de menos salir a tirar 3 cubos llenos de basura, y barrer y fregar una sala con 250 sillas.

Echo de menos pedir un cambio de turno para poder ir a ver a mi novio a Bcn y que en menos de 5 minutos 3 compañeros se ofrezcan... aunque luego me entere de que el cambio de turno le supuso a mi compañero chuparse un turno doble de 16 horas....

No echo de menos limpiar las neveras por dentro ni quedarme encerrada en la cámara sin abrigo.

Echo de menos los sábados por la noche con mis compañeros... qué bien lo pasábamos....

No echo de menos quemarme los dedos por sacar pizzas del horno sin la pala.

Echo de menos el vestuario, las risas, las coñas, las prisas, las bromas.....

No echo de menos el uniforme... qué cosa más fea.....

Echo de menos las historias que se inventaba Jandro sobre los supuestos tríos de él + su novia + yo, para asustar a los nuevos los primeros días. Y echo de menos su sonrisa limpia y amable y sus rastas.

No echo nada de menos la mierda de sueldo que ganaba. Ni limpiar la máquina de Sundae ( No como sundae desde que limpié la máquina la primera vez)

Echo de menos el reparto de curro de primera hora y las competiciones por ver quien hacía la base más perfecta.

No echo de menos las agujetas en los brazos después de una noche de 4 horas seguidas estirando masas.

Echo de menos oir a Joan hablar por el altavoz después de haberse chuflado un globo de helio y que parezca que tenemos un pitufo escondido en megafonía.

13 comentarios:

Julián dijo...

Qué bueno jeje. Yo también curré un verano en una pizzería, aunque ni de lejos teníamos ese buen rollo, ni siquiera hacíamos cosas juntos después del trabajo, cada uno su vida.

Ultimamente andas de recuerdos ¿eh? :)

Belén dijo...

Yo tuve un curro de esos pero en una juguetería de zgz...y el ambiente no era tan rico!

Besicos

Lucía dijo...

Casi me meo de la risa con lo del pitufo escondido en megafonía.

Hija, así da gusto trabajar, la verdad.

Besitos!

Hno. Ataulfo dijo...

Pero hija, lo de la harina en el pantalón es un pecado muy grave. Le recomiendo que hasta el matrimonio, nada de harina. Veinte ave marías. Ego te absolvo.

Wen dijo...

Julián, yo estuve currando una año entero allí y sí, guardo muy buenos recuerdos :)

Belén, fue una suerte, sip :)

Luci, pues si lo llegas a escuchar.... XDD

Hno.Ataulfo, .... la harina es un pecado? madre mía , madre mía... cómo está la vida

AdR dijo...

Tu amigo Jandro hubiera encajado en las comidas de varios de mis compañeros de trabajo, con el sexo de por medio como hilo conductor las mesas de alrededor se quedaban vacías en cuestión de dos minutos... :D

Besos

Wen dijo...

Ángel, jajajajajajajaja, no era mi compañero, era mi jefe XD y sí.... se pasaba tres pueblos el tío a veces, pero molaba montones :)

Mariano Zurdo dijo...

Yo echo de menos cuando me dedicaba a escribir sin más preocupaciones porque tenía la vida solucionada... Ah, ¿que no ha pasado? Leñe, así lo echaba de menos...

Miguel dijo...

He pasado por aquí por casualidad y me he leído unos cuantos posts. Me han parecido muy amenos. Yo también echo de menos muchas cosas, y otras, no, claro. Debe ser bastante duro trabajar en una pizzería. Y si después el sueldo no está a la altura del esfuerzo que uno hace, pues eso, que qué pena...

Un saludo.

Wen dijo...

Mariano, :D eres un crack

Miguel, pues de hecho es el trabajo que recuerdo con más cariño y en el que mejor me lo he pasado en mi vida. El sueldo en esa época en la que uno vive en casa de sus padres.. no supone un gran problema :)
Gracias por tu visita.

estilografic.blog dijo...

Yo echo de menos pasarlo bien en el trabajo. Es algo más importante de lo que parece, porque son muchas horas de tu vida, ya lo creo.

Irreverens dijo...

Estoy con Estili. Yo he tenido trabajos, donde a parte de currar mogollón, también me reía muchísimo. Y eso vale más que cualquier buen sueldo.
:)

Ahora me hallo en terreno neutral. Porque, aunque me cuente chistes a mí misma, no es lo mismo.
:P

JOAKO dijo...

¡lo sabía, lo sabía! esas máquinas son una mierda, que acumulan mierda y el Sundae ese es el peor sucedaneo de helado que existe.

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket