domingo, 18 de julio de 2010

2.0

domingo, 18 de julio de 2010

Me dí cuenta de una cosa cuando tomaba los antidepresivos; Cuando pasaba alguna cosa o me encontraba con algo indeseable en la terapia me ponía triste, pero no me quedaba ahí, era como si me diera igual, algo así como "vale, mi vida es una mierda y soy una miserable... pero bueno no pasa nada, a ver si poco a poco voy arreglándolo " Y con ese tipo de pensamiento salía enseguida del mal momento, de ese que te deja atenazado por el dolor y paralizado, de ese momento inútil de sufrimiento añadido.
Estoy intentando aprender a , sin medicamentos, funcionar del mismo modo. Vale, las cosas están cambiando mucho, yo estoy cambiando mucho, estoy viendo cosas que antes no veía y estoy rehaciéndome completamente desde la base. Tengo que enfrentarme a diario con una serie de cosas muy chungas que están endureciendo mi carácter poco a poco. Pero tengo a mi lado al mejor hombre del mundo ( sin exagerar ), a pesar de todo adoro a mis padres y a mi hermano y les quiero en mi vida, aunque ya no pueda ser del mismo modo que antes. Las cosas y las relaciones deben ir actualizándose, adaptándose, no pueden seguir basándose en premisas antiguas que ya no existen, las personas cambian. Tengo un padre, pero quiero una madre y un hermano, y voy a hacer todo lo que esté en mi mano para conseguirlo. Sin dramas, con calma, con paciencia, poco a poco.
Me he equivocado mucho en mi vida, en algunas cosas mucho mucho pero también he aprendido mucho, he mejorado mucho, he cambiado mucho. No quiero ni tengo por qué pasarme la vida pidiendo perdón por haber sido una niña cabezota,vaga, egoísta, traumatizada e infeliz. Ya no soy esa niña desde hace años. He puesto mucho de mi parte y me he esforzado mucho en corregir uno a uno todos esos aspectos y creo que no me ha ido nada mal. Sólo me duele que algunas personas no sólo no se hayan dado cuenta de ello, sino que además no tienen ninguna intención de intentar siquiera conocerme, y lo que más me duele es que sean de mi propia familia y pretendan cubirir su falta de interés en mi persona aludiendo a cómo era de pequeña, me parece injusto, pero la vida no es justa, eso tb lo he aprendido.
Hoy sigo aquí, así lo he decidido, pero por él, sólo por él.

6 comentarios:

Flora dijo...

A veces leo tus escritos y me son tan cercanos...

Un abrazo muy grande. Ojalá podamos sentarnos un día en una mesita a comer y a charlar un buen rato.
;-)

Wen dijo...

Flora, pues no sabes cómo lamento que te sea tan cercano tía.... Lo del café me encantaría mucho mucho :) ojalá.

Irreverens dijo...

Hubiese preferido leer "por él... y por mí".
:)
Pero bueno, como tú muy bien dices: "a poc a poc i bona lletra".

Sin duda alguna hay aprendizajes muy dolorosos en la vida pero lo importante es no añadirle ese sufrimiento de que hablas, que es tan innecesario como opcional.

Un beso

Wen dijo...

Irre, un abracito muy grande guapa :)

Un paseante dijo...

Yo aún afinaría un poco más lo de Bugs: por mí. Todo nace y parte de uno, lo bueno y lo malo. Ya sé que es muy fácil decirlo, pero hay que ser fuertes. Y te lo dice uno que también anduvo con la medicación. Lo mío no era muy fuerte, pero lo tuve que pasar. Y al final, o arreas tú o no hay nadie que te mueva.
Venga, Wendy Ryder, que tú puedes.

JuanMa dijo...

A mí me parece que estás haciendo un muy buen trabajo, así que, sin prisa, sin agobios, pero sigue avanzando, ¿vale?

Un beso fuerte.

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket