domingo, 4 de octubre de 2009

LA PUERTA

domingo, 4 de octubre de 2009

No sé cuánto tiempo llevo aquí sentada mirando la puerta hoy. Los días que salgo a comprar algo abajo, como hoy, hago un exhaustivo registro de mi casa a la vuelta antes de sentarme en el sofá, delante de la puerta. Miro sobre todo debajo de las camas, en los armarios, los altillos, detrás de las puertas, debajo de las mesas.... en cualquier sitio en el que mi cabeza contemple la posibilidad de hallar a alguien oculto. Otras veces se me va la olla y me paso una hora mirando en cajones, cajas, estanterías,plantas, lámparas, esquinas, teléfonos etc.... por si el posible intruso se ha dejado algo que corrobore su existencia o ha puesto micrófonos o incluso cámaras de vigilancia en mi casa.
Cuando he acabado de registrar todo lo que me ha parecido conveniente vengo aquí, a mi sofá, y me siento con un café o un vinito, dependiendo del día y la hora, a mirar la puerta.
Antes hacía más cosas en casa, leía, veía películas, escuchaba música, bailaba, escribía... ahora casi todo el tiempo lo paso mirando a la puerta.
Recuerdo los dos primeros días, ni siquiera pude dormir en toda la noche, me los pasé casi íntegros mirando la puerta. Observándola, tocándola, grabando cada moldura en mi cerebro. Al tercer día, el día que por fin me animé a salir de casa y dejar a la puerta sola lo primero que hice fue ir a la ferretería y comprar cerrojos para todas las habitaciones de mi casa, dos para mi dormitorio y el resto para el baño , el despacho y la cocina. Así suelo poder dormir más o menos casi toda la noche, aunque la mayoría de ellas ayudada de diversas sustancias químicas o naturales. Me meto en mi dormitorio, echo los dos cerrojos y me siento a salvo.
Ahora mismo no sé cuánto tiempo hace que vivo en esta situación, sé que dejé de ir a clase a mitad del segundo cuatrimestre y que estamos en mayo, así que hará más de dos meses por lo menos.
Me acuerdo de aquel día como si fuera ayer. Había quedado con mi hermana y unos amigos para ir a tomar algo después de clase. Yo vine a casa para ducharme, coger dinero y esas cosas y cuando entré en el salón y dejé la mochila en el suelo la vi, a la puerta. En medio de la pared amarilla que hay entre la estantería y el sofá en la que sólo había un póster gigante de Clint Eastwood... había una puerta, una puerta blanca lacada, como nueva, brillante, limpia,con unas molduras cuadradas lisas, sin cerradura y con un pomo redondo plateado en medio. Una puerta. Recuerdo quedarme de pie al otro lado de la mesa, con la carpeta aun en el brazo, intentando recordar a dónde daba esa puerta y por qué no la había visto antes. Al fin y al cabo, era una puerta, cómo es que no la había visto antes? Y entonces me di cuenta de que antes no estaba, de que esa mañana cuando me fui , esa puerta no estaba ahí, nunca había habido una puerta ahí, sólo Clint , que por cierto, ya no estaba.
Tras el momento de acojone paranormal del primer momento me acerqué a mirarla detenidamente pensando que quizá era una pegatina producto de alguna broma o algo más razonable que una puerta mágica, pero no, no era una pegatina... pasé mi mano por el pomo amarillo y acerqué la cabeza para ver si podía oír algo al otro lado. Nada.
Creo que en ese momento de silencio total al otro lado fue en el que la idea de que en cualquier momento alguien o algo abriría la puerta desde el otro lado y entraría a mi casa se apoderó de mi, y no he podido apartar ese temor de mi cabeza desde entonces. Sentada delante de ella me imaginaba cocinando mientras un desconocido entraba en mi salón, o durmiendo, o duchándome y aquellas ideas me atemorizaban tanto que simplemente no podía apartar la vista de ella.
Ahora con los cerrojos al menos cocino, me ducho y duermo casi siempre.
He pensado alguna vez devolver la llamada a alguno de mis amigos o familiares para enseñarles la puerta y pedirles consejo... pero el temor a que no puedan verla es tan grande que no he sido capaz. Si solo yo veo esta puerta... es que tengo un problema serio, y todo el mundo sabe que los problemas, y más los serios, se esconden debajo de la alfombra y no se tocan.
De casa no salgo mucho, sólo a comprar las cosas que me van haciendo falta, no me gusta dejar mi casa sola a merced de quien quiera que vaya a entrar por la puerta, y aunque reviso bien todo al llegar, estoy empezando a obsesionarme con la idea de que alguien entra mientras no estoy y toca mis cosas, las mira, las cambia de sitio.... y juega conmigo. Intento fijarme siempre en cómo dejo las cosas antes de salir del salón, y siempre que salgo voy echando todos los cerrojos detrás de mi, pero aun así, el estrés de este último mes me está pasando factura. Me duele la cabeza todo el día, y la espalda y he perdido mucho peso.

Mañana mismo voy a bajar al parque, a dar un paseo, a tumbarme en la hierba y a intentar relajarme todo lo que pueda. Tengo que pensar en volver a mi anterior vida poco a poco, tengo que aceptar que no puedo controlarla en cada momento, y que lo que tenga que pasar, pasará.


Ahora, tumbada en la hierba y mirando las nubes pasar no puedo evitar pensar lo maravillosas que son algunas cosas. He traído un libro pero me quedo embelesada mirando a los críos rebozarse en la hierba, a los perros correr de un lado a otro, a la gente besándose, tocándose, riendo, llorando, corriendo, montando en bici, patinando.... y este olor....Mmmmm, qué maravilla.
Si no fuera por esa maldita puerta... cómo me gustaría poder disfrutar yo también de todas estas cosas, sin sentirme siempre acojonada pensando en todas las personas y cosas horribles que pueden salir de la puerta en cualquier momento... es que ya no lo soporto más.
En este mismo momento la única solución que veo es abrirla y entrar. Cómo no se me había ocurrido nunca? Y si la puerta no es entrada sino de salida? Me levanto, me enciendo un cigarro y con la idea fija de atravesar la puerta en cuanto llegue tomo camino a mi casa. Por dentro voy repitiendo frases de autoafirmación para darme fuerza y ánimos. Mientras subo las escaleras cuento los peldaños para concentrarme y no distraerme con miedos que me impidan hacer lo que me dispongo a hacer y cuando llego a la puerta de la entrada me paro, meto la llave en la cerradura, la giro , abro y entro con toda mi decisión y convencimiento cuando de repente me doy cuenta de que estoy en el salón de mi casa, no en la entrada. Estoy justo entre la estantería y el sofá y al darme la vuelta sobre mí misma me quedo pasmada al ver... a Clint Eastwood.

32 comentarios:

Raúl dijo...

Luego me lo leo con un peta a ver... XD

No, en serio, están bien tus inmersiones psicológicas, se nota que es un relato desde el principio, pero por si acaso alguien no se ha catado hablas de que estamos en Mayo y de que tienes una hermana, y eso ayuda. Recuerda a Kafka esto de la puerta. Luego lo leo otra vez, hay meollo ahí, ajá.

Lo único, creo que podría mejorarse la descripción espacial, o como se diga, que es un poco liosa. Igual describiendo menos mejor y todo, por ejemplo cuando llega a casa y sube las escaleras antes de la entrada, ahí me quedé pillado, luego te das cuenta de que la casa tiene escaleras en la entrada. Pero sin más, son cosas que cambiándose un pelín hacen la lectura más fácil.

Julián dijo...

Mierda, la tercera vez que me pasa. Ese era yo.

Wen dijo...

Julián, jajajajaj, ya sé que eres tú, tranqui :) Oye, y te agradezco eso que me dices, si no te importa mandármelo en un correo y eso, para que pueda ir corrigiendo, que me ayuda mucho y me viene bien. Muchas gracias, feliz domingo :)

El Litos dijo...

¿Has dormido bien?

/ \

Wen dijo...

Litos, la verdad es que bastante bien, sip :D

Jove Kovic dijo...

Pues es verdad que deberían corregirse algunos detalles, pero el relato es muy bueno. Escribes bien, tienes sensibilidad para hacerlo, te lo he dicho varias veces y te lo repito ahora ( y siempre que haga falta) Besos.

Un paseante dijo...

Vaya, hombre, por fin se nos desmelena Wendy. Muy bien, sí señor, bien desarrollado, con suspense, con canguelo, con todo.
Qué calladito te lo tenías, ladrona.

Wen dijo...

Jove, pues si me quieres mandar esas correcciones al mail te lo agradezco mucho tb, me ayudaría mucho. Y muchas gracias por lo de la sensibilidad :)
Besotes :)

Paseante, jajajajaja, muchas gracias. No suelo colgar aquí cuentos ni relatos porque no es esa la idea del blog, pero bueno, de vez en cuando me da el punto .

Irreverens dijo...

Ostris, que acojone, ¿no?
:O

A mí me ha parecido que, además, puede tener una lectura metafórica. Como cuando alguien se deja apabullar por sus propios fantasmas y un buen día descubre que ella misma tiene la llave para dejar de sentir miedo y enfrentarse a ellos.
:)

En cuanto a la forma, coincido con Raúl/Julián. Yo también me perdí un poco en la descripción de cuando vuelve a casa... aunque luego ya lo pillé.

¡A ver si te animas a colgar más cosillas, que molan!

Belén dijo...

Casi que yo también em bajo al tumbarme al parque no sea que...

;)

Y que?, has escrito y no ha sido tan malo, no? y las observaciones de Julián son acertadas, pero está muy bien!

Ahora a seguri trabajando, escribe, coño!

Besicos

JOAKO dijo...

¡ Qué relato mas bueno!
Muy bueno de verdad, además has hecho un relato que se cierra en si mismo, y eso a mi me parece muy difícil.

vitruvia dijo...

Joder, ¡pues sí que soy borrica!. Yo es que no veo fallo por ningún lado. En serio. Al leer a Raúl/Julian, Jove, Irre y Belén, me he puesto a releer y sigo sin verlo. Me he situado siempre bien, y no ha habido nada que me descoloque. Y mira que yo soy tiquismiquis, eh? y sino a la nueva sección de mi blog me remito.

La historia: a mi me pasó un tiempo. Quiero decir, no veía puertas, pero sí registraba todas las habitaciones de casa cuando entraba.
La historia bis: a mi me ha encantado.

Buenos días, Wen

Wen dijo...

Irre, de hecho yo lo escribí más bien pensando en el tema metafórico, pero no sé por qué me salió la intriga sin quererlo... lo que pasa es que luego pensé que así tb quedaba chulo y lo dejé, pero vamos,que no soy yo de escribir cosas de misterio... de hecho es la primera vez en mi vida XDD. Gracias tb por las impresiones, me son de mucha ayuda :)

Belén, jope XD qué agobio. Ya veremos, ya veremos :D

Joako, muchas gracias, me alegro que te haya gustado :)

Vitru, pues muchas gracias, yo lo he repasado y no acabo de ver el descoloque, pero es porque como yo lo tenía de antemando en la cabeza es diferente... lo corregiré de todos modos. Buenos días :)

David dijo...

pero la puerta es de esas con telefonillo??
Lacada... blindada(ya sabemos que en los tiempos que corren... es mejor poner una puerta blindada...por seguridad, nunca por acojone)
Es de pomo o manivela?
Tiene mirilla?? mirilla panoramica?

Wen dijo...

David, existen las mirillas panorámicas? Ya sé lo que me voy a pidir para reyes este año :D

geminisdespechada dijo...

y por qué no escribes más digo yo? me he puesto a mirar por todas partes a ver quién había escrito ese relato tan bueno hasta que me he dado cuenta de que era tuyo.. y eso que al principio la historia era super tuya, pero luego me has despistado... escribe coño! :)

El Litos dijo...

Yo veo una puerta así y lo primero que hago es abrirla y cruzarla, peor que en este lado no se estará.

/ \

Trasto dijo...

Me ha gustado mucho el relato, la idea y la intención.
"Dadme una idea y os describiré un mundo"
Así me he sentido al leerte.

Enhorabuena, y déjanos ver mas cosas, cuentista, que eres una cuentista.

PD: Me uno a la plataforma: ¡Escribe, coño!

Julián dijo...

No se trata de que tenga 'fallos' que pueda corregirte, el relato es tuyo, tú lo has hecho y aupa el erandio. Sólo te decía que, in my opinion, la forma puede mejorarse, son cosillas que se cogen con la práctica, y en ello estamos todos. Podría señalarte con el dedo, pero yo no soy un experto tampoco, y también en ello estoy.

Hace años le pasé un relato a mi tío y me lo devolvió lleno de correcciones. Lo que me devolvió ya no era mi relato, aunque era mucho mejor que el mío, no era el mío. Por eso no puedo ayudarte así (ni aunque supiese).

Gracias a las correciones creo que he mejorado, si nadie me hubiera dicho nada pues me hubiera quedado igual. Son chorradas a veces, pero lo que más hace es practicar, así que suscribo lo que dice la plataforma 'escribe wen' esa XD Y me lo aplico a mi, tengo que practicar también.

Carlos Añejo dijo...

Las puertas que de verdad te protegen son las que están dentro de tu cabeza. Y esas es mejor dejarlas abiertas.

Yo en mi cabeza tengo una puerta con un par de aldabas que vamos... ni las de El jovencito Frankestein... perdón, Fronkistain.

JuanMa dijo...

Me has dejado acojonadito perdido, Wen :)

(He ido corriendo a quitar mi póster de Clint Eastwood, por si acaso).

(Y no te lo vas a creer, pero debajo había una puerta...).

Besos desde el otro lado.

Lucía dijo...

¿Es tu candidato a la edición de blogs de papel de este año? Quizás deberías mandárselo al zurdo...

Montse dijo...

¿ Has pensado especializarte en relatos de misterio, suspense o similares?

A lo mejor tenemos en la familia a una Ágata Christie en ciernes y ¡ estamos aquí pasando calamidades ¡ ....

En fín ...

Wen dijo...

Geminitas, pues eso digo yo a veces, que ojalá escribiera más, pero yo que sé, es que no sé, muy pocas veces me sale algo coherente XD Lo intentaré de todos modos. Muchas gracias guapa :)

Litos, jos, yo es que en este lado no estoy mal la verdad XD

Trasto, ois, qué ilusión me ha hecho eso :) muchas gracias vecina :)

Julián, pues al final nadie me ha mandado nada así que me quedaré con la intriga, pero bueno, ya lo volveré a repasar :) Gracias.

Náufrago, osea que tú tb eres de los de política de puertas abiertas, no? Ains, está claro que para que corra el aire hay que dejarlas abiertas, sip.
Por cierto, he tenido que buscar aldaba en el diccionario, tú siempre dando trabajo XD

JuanMa, jajajajajaja, acojonadito? Mira que me ha salido raro el post este XD
Y vuelve a poner a Clint hombrededios !!!

Luci, :D paso, paso. Besucos guapa.

Mamá, pero yo en mi vida he escrito nada de suspense ni parecido....jajaja.
Y hombre, no fastidies..... calamidades?? jajajaja. TQ

Lucía dijo...

Pues de verdad creo que deberías, el relato está fenomenal, guapa.

Wen dijo...

Luci, :D muchas gracias

AdR dijo...

Joder, y yo que quería ver de nuevo "Sin Perdón"...

Tu relato me ha recordado que en la casa donde vivo se oyen ruidos por la noche, crujidos. Hemos llegado a la conclusión que son quejidos de la casa. No son ratas, no son pájaros, no se oye como si estuvieran royendo algo... es como si unas cuantas maderas se cayeran de repente.

Acojona, sí.

Pero yo sigo con los mojitos, jajaja.

¡Escribe, coño! Como dicen por ahí :P

Besitos.

Esencial dijo...

ha sido genial Wen!!
Me ha gustado mucho tu relato, y estoy con las observaciones de Julian. A mí me gusta que me critiquen lo que escribo, porque se aprende muchísimo. Luego yo decido si hacer o no caso de la crítica, jejejeje

Sigue trabajando, lo haces muy bien. Y me gusta lo que hay dentro de esa cabecita. Es un relato muy psicológico, y está bien llevado el tema del aislamiento por el miedo.

Me quedo con el poster de Clint.

Un beso guapa.

marisa bop dijo...

Es la primera vez que entro en tu blog y volveré. Me ha enganchado tu relato y algunas cosillas más que he visto por ahí.
Estoy con el resto sobre que debes seguir escribiendo.

marisa bop dijo...

Es la primera vez que entro en tu blog y volveré. Me ha enganchado tu relato y algunas cosillas más que he visto por ahí.
Estoy con el resto sobre que debes seguir escribiendo.

Joseluinik dijo...

Si el tío Clint estaba de portero, no había nada que temer.

Me encantó, sobre todo la indecisión en los vaivenes de estados anímicos. Una puerta, una barrera, un límite, demasiadas cosas tan sencillas de abrir, y a veces, tan difíciles de cruzar.

Wen dijo...

AdR, en tondas las casas se oyen ruidos.... me parece quelo anormal sería no oir nada.... :) Ivita a mojitos hombrepordios ! XDD

Esencial, vaya, pues muchas gracias :) lo intentaré.

Marisa, me suena tu nick mucho de blog de Mariano, me parece que tienes algo que ver con la editorial pero ando ligaramente perdida perdona :) Muchas gracias por la visita, yo no suelo escribir relatos ni cuentos, pero bueno, me alegro si te ha gustado :)

Luinik, jajajajaja, muchas gracias :)

 
Inadaptada © 2008. Design by Pocket